fcbk
Conéctate con TwitterConéctate con Facebook
14

El reto de contar historias en Realidad Virtual

2028Puntos

hace 3 meses

Después de muchos años de investigación, la tecnología está llegando al punto en el que las experiencias de Realidad Virtual (voy a llamarlo VR, que viene de Virtual Reality, en este artículo) están siendo más realistas. Si bien todavía es difícil acceder a los dispositivos, tanto por su costo como por su complejidad, estamos en el momento de la historia en el que vivir experiencias de RV de calidad se está volviendo rápidamente cada vez más accesible a todo el mundo.

Sin embargo, la creación de experiencias en VR presenta un desafío distinto: ¿Cómo podemos contar historias en un medio en el que el espectador tiene la posibilidad de cambiar su punto de vista constantemente? Ya hemos tocado un poco el tema al hablar de narrativas transmedia pero ahora quiero hablar exclusivamente de VR.

vr.jpg

Actualmente nuestra forma de consumir media es bastante pasivo. Los directores y productores de historias definen la perspectiva, el marco y los cortes de las experiencias que consumimos. Como espectadores pareciera que no tenemos la posibilidad de definir el contenido, sino que se nos presenta editado y enmarcado para nuestro consumo pasivo.

La interacción determina la narrativa en VR

En VR, el espectador no siempre es pasivo. Las diversas plataformas que están habilitando este tipo de experiencias le agregan la posibilidad de interactuar. Esta posibilidad cambia el escenario y la perspectiva a la que estamos acostumbrados. El libre albedrío que tenemos en la realidad comienza a presentarse en la virtualidad, en la que el espectador-usuario tiene la posibilidad de elegir hacia dónde mirar, con qué interactuar y sobre todo: cuándo hacerlo.

Leyendo sobre esto entendí por qué la VR me atrajo tanto siendo profesional de UX: en este medio es esencial que prestemos atención a lo que el espectador-usuario desea, hacia dónde mira y presta atención, cómo y cuándo, qué elementos captan su atención y cuáles no. En definitiva, es esencial tener al espectador-usuario en la cabeza para diseñar y producir, no sólo una historia, sino sus múltiples alternativas.

Estas posibilidades vienen siendo exploradas en el mundo de los videojuegos con los juegos de escenario abierto. Si alguna vez experimentaste alguno, es fascinante cómo, no importa dónde te muevas o decidas hacer en ese maravilloso mundo, tu personaje siempre mantiene las características que definió la narrativa del juego.

En VR, la historia que queremos contar tiene que dar cuenta de todas las posibilidades de interacción constantemente. Esto vuelve el llamado “storytelling” o narrativa de VR especialmente desafiante en este medio… Para algunos locos, esos es el llamado a zambullirnos de cabeza: ¡Desafiante no es imposible!

vr2.png

Tips para contar historias en VR

Muchos creadores, diseñadores e investigadores aún estamos en fase de experimentación constante. ¿Qué pasa si cuento una historia de cabeza? ¿Y qué siento si mi perspectiva se mueve del centro hacia la esquina de la escena? ¿Cambia? ¿Qué cambia? ¿Cómo puedo aprovechar eso en mi historia? Muchas de las creaciones exitosas del medio son fruto de esa experimentación.

Pero más allá de que estemos en esta fase de experimentación, es posible encontrar algunos puntos en común que podemos tener en cuenta a modo de guía a la hora de crear una historia en VR.

  • Las historias interactivas en VR no son lineales. Brinda feedback visual sobre las distintas formas de navegar hacia cada momento de la historia.

  • El usuario debe poder elegir cómo y cuándo moverse a través de la historia. Cuando es necesario hacer un salto y “moverlo” a otra escena, es importante avisa que eso va a suceder y no hacerlo bruscamente: podemos generar efectos adversos como motion sickness.

  • Muchas veces la voz es el medio más significante de transmitir instrucciones/guía en la experiencia sin interrumpirla.

  • También las luces o movimientos sutiles pueden funcionar **como disparadores **(triggers) sobre las posibilidades de interacción a lo largo de la historia.

  • Mantén la historia simple. Las experiencias inmersivas tienen suficiente poder en sí mismas, cómo para complejizarlas en términos de historia. Acompaña tu experiencia con una historia concreta y será más fácilmente navegable y comprensible.

  • Las experiencias inmersivas son muy fuertes y cada usuario-espectador tiene sus tiempos para acostumbrarse a ellas. Por esto es importante proveer formas de salir rápidamente y volver a los menúes principales, sin que importe en qué parte estemos de la historia.

  • Muestra claramente los caminos de la historia ya completados (cuánto has hecho y cuánto queda por experimentar), así como cuando la historia llega a su final.

¿Qué historias te gustaría contar en VR? ¿Te sumas al desafío de experimentar en un medio en el que todavía hay mucho por definir y probar? ¿Te gustaría aprender nuevas herramientas para contar tus historias? *Cuáles?

Cuéntame y si hay interés: ¡sin dudas seguiré publicando sobre mi investigación en estos temas!

Belen
Belen
@benjibel

2028Puntos

hace 3 meses

Todas sus entradas