3

Platzi, tres lecciones caóticas de la creación de una startup

1729Puntos

hace 6 años

Dicen los antiguos maestros yogis que cuando das algo debes darlo todo, o simplemente no has dado nada, como un hermoso e inocente conejillo que se arroja sobre las brasas, a fin de ser consumido por estas. En su inspiradora charla, Freddy, CEO y confundador de Platzi, transmitió una idea muy acorde con este antiguo y sabio pensamiento:
Hacer startups requiere darlo todo: dar absolutamente todo de ti sin importar las consecuencias en el futuro.
Freddy hizo un nostálgico recorrido desde sus primeros días como explorador natural de la web, por allá en el año 2004, hasta los días de hoy, en que Platzi, la empresa que fundó de la mano de Christian Van Der Henst, hace parte de Y Combinator; desde las primeras oficinas que en realidad eran su propio apartamento, hasta ahora, que hay oficinas abiertas en Bogotá, el D.F. y San Francisco; desde que Maestros del Web, Foros del Web y Cristalab vivían de Adsense, hasta ahora que Platzi se integra al mercado anglo.
Hemos sido testigos de múltiples cambios en la web. Hemos llegado a este punto del emprendimiento tecnológico, y lo que quiero compartir con ustedes es mi aprendizaje durante este tiempo, en Y Combinator.

Lección No. 1:

All startups are chaotic shitshows
Y Combinator es la más grande "colección" de personas que saben acerca de todo lo bueno y todo lo malo que sucede al crear empresas. Una startup es, desde cierto punto de vista, un lugar en el que todos los eventos caóticos que puedan pasar, pasarán: que la competencia quiera aplastarte; que contrates pésimos empleados; que contrates grandes empleados que te roban y copian; que organices una conferencia y estallen dos plantas eléctricas. Y a medida que crecen seguirán siendo caóticas, el caos se mantendrá aunque tome la apariencia de nuevas dinámicas.

Lección No. 2, de Paul Buchheit

If your product is great, it doesn't have to be good.
Del creador de Gmail esta lección para emprendedores nos enseña que si un producto es los suficientemente innovador, si es una idea capaz de impactar a muchas personas y de crear un verdadero cambio en la forma de hacer algo (como lo ha sido Gmail), los detalles e implementaciones que lo vayan haciendo cada vez mejor son lo que menos importa al principio. Si tienes una gran idea como base poco a poco podrás irla perfeccionando, solo ten una idea grandiosa ¡como Gmail!

Lección No.3, de Sam Altman

Ask for what you want
En la etapa de Platzi en Y Combinator uno de los grandes objetivos era lanzar cursos en inglés, que se hicieron realidad. Lograrlo es el resultado de haber escuchado muchas veces "no", de muchas personas, personas que finalmente nos dieron su sí y permitieron que nuestro objetivo se cumpliera, así que pedir lo que se quiere y saber insistir suficientemente, es otra de las grandes lecciones aprendidas.
Nuestros cursos en inglés, varios cursos increíbles de gente a la que no habríamos podido llegar hasta ellos. Aprendimos a pedir lo que queríamos. Esta es la historia de quienes nos dijeron que no.

Lecciones bonus

De Paul Graham:
A software startup is a product that your team literally thinks.
La última: Tú construyes lo que mides, las empresas que no miden lo que están haciendo no saben cómo mejorar. Hay que decidirse por una sola métrica de medición.
Lo que medimos en Platzi mide es el éxito de nuestros estudiantes.
Aleyda
Aleyda
leidymarmalade

1729Puntos

hace 6 años

Todas sus entradas
Escribe tu comentario
+ 2
1
1901Puntos

Increible

1
35873Puntos

Muy cierto, y gracias a ello tenemos una excelente plataforma para aprender a nuestro ritmo. Gracias por aferrarse a la idea y hacer crecer ese sueño!.