5

Cómo crear un producto que la gente ame

582Puntos

hace 6 años

Si como yo, eres de los que cree en emprender e iniciar una startup, existen algunas reglas que deberías seguir. Primero necesitas encontrar un equipo con el que te sientas cómodo y que complemente tus conocimientos. Lo segundo es tener disciplina y dedicación; y por último (pero no menos importante), crear un producto que la gente ame. Pero, ¿cómo hacer todo esto?. Cuando estamos empezando siempre nos vemos como el próximo Apple, AirBnB, Microsoft o Dropbox y seguimos los mismos pasos que ellos. Pero para jugar tu propio juego necesitas tus propias reglas. Una de ellas debe ser comenzar con un prototipo. Para empezar, necesitas desarrollar un producto mínimo viable o MVP por sus siglas en inglés (Minimum Viable Product). Lo que permite que la gente pueda usar e interactuar con tu producto y te pueda dar retroalimentación. Así te asegurarás de tener el enfoque correcto y construir algo que la gente realmente ame usar. La idea de empezar algo por tus propios medios muchas veces aterroriza y se crean interrogantes que son difíciles de olvidar. Por eso quiero enfocar este artículo en responder estas *5 preguntas que son imprescindibles para que tu idea se convierta en un producto de verdad:
  1. ¿Por qué lo vas a hacer?
  2. ¿Qué vas a hacer?
  3. ¿Cómo lo vas a hacer?
  4. ¿Cuándo lo vas a lanzar?
  5. ¿Cómo lo vas a lanzar.?
Bueno, Bonito y Barato Es importante saber que al principio no puedes tenerlo todo. No necesitas gran cantidad de recursos para crear un prototipo, ni invertir gran cantidad de tiempo en el desarrollo. Lo esencial para lanzar es que tengas las características más importantes. Para definir los features que vas a desarrollar puedes hacer un pequeño pero súper importante archivo. Se trata de una lista con todas las las características que deseas o te imaginas que puede llegar a tener tu producto. Esto te ayudará a jerarquizarlas y tener prioridades; así como para definir etapas del proyecto, elegir en qué punto continuar y lo que te imaginas a futuro.

Haciendo las cosas bien

El ingrediente secreto para tener un buen producto es tener un propósito, tener un punto claro, definir un por qué voy a hacer lo que quiero hacer. Muchas veces nos enfocamos en el qué y el cómo, dejando de lado el por qué. La teoría del círculo de oro de Simon Sinek te puede ayudar a enfocarte en crear esas conexiones con tus usuarios y desarrollar un producto que tenga un verdadero propósito. Hacerlo te ayudará a que tu trabajo tenga mayor valor y un significado no sólo para ti sino para tus usuarios. El círculo de oro, Simon Sinek Por eso te recuerdo lo que te dije al principio: "no puedes querer tenerlo todo". Debes enfocarte en una cosa a la vez, ir desarrollando paso por paso, hacer pruebas, mirar pros y contras, aprender de ello y continuar. Esto es muy importante porque te ayuda a enfocarte en lo que REALMENTE necesitas. Por eso es importante aprender a decir NO en algunas etapas y a tomar decisiones rápidas en el proceso.

Más que un producto mínimo

Un MVP, aunque tiene un propósito y cumple con tus objetivos, carece de ese "no sé qué en su no sé dónde" que me haga amarlo. ¿Por qué es importante construir un producto que la gente ame? Un día escuché a una compañera decir: sean la persona con la que les gustaría salir. Y ahora yo te digo:construye un producto que amarías y te gustaría usar.
“It’s better to build something that a small number of users love, than a large number of users like.” Sam Altman, Y Combinator
Producto Mínimo Debes construir un producto que reciba la mayor cantidad de amor de los primeros usuarios, con el menor esfuerzo. El MVP puede ser validado por las personas a quienes les gusta el producto. Pero uno que la gente realmente ame puede ayudarte a construir una comunidad, generar usuarios adictos a tu marca y que tu producto sea un completo éxito."No hagas a tus usuarios felices, haz usuarios felices."

¿Cómo decidir qué tiene o no mi producto?

¿Recuerdas el libro "Océano Azul"? Este pequeño amigo tiene un par de estrategias que te pueden ayudar a definir qué características incluir o cuáles eliminar en tu etapa de desarrollo. Puedes hacer una comparación de tu producto con los que consideres tu competencia más fuerte y hacer una evaluación de cada factor importante. Estrategia del oceano azulProTip: Al decidir qué características quieres tener en tu producto, debes crear un sentido. Es decir, que lo que hayas elegido no sólo funcione para ti. Asegúrate que haya un flujo de trabajo óptimo para el usuario y que todas las características sean un complemento. No puedes presentar un producto que en vez de solucionar un problema se convierta en uno.

¿Quiénes van a usar mi producto?

Para una startup lo más importante son los usuarios. Si no hay quien use tu producto, va llegar el día en el que tu empresa dejará de existir. Por eso debes centrarte en construir una comunidad que ame, le guste y crea en tú propósito. Así como tú lo haces. Debes construir un buen MVP desde el principio. Y para lograrlo, al momento de lanzar al mundo tu idea, el objetivo es llegar a que las personas deseen ver más; que te pidan más y estén pendientes de todo el proceso mientras el desarrollo avanza. Lo importante es ir generando usuarios felices, que no sólo usen sino que amen tu producto en el camino. Generar usuarios leales a tu marca es uno de los procesos más difíciles. Si no estimulas sus sentidos y los enganchas con una propuesta de valor, perderán rápidamente el interés. Dicho esto, te recomiendo que entiendas y uses una estrategia de gancho o Hook. Diana Reyes @tifis te explica muy a detalle cómo aumentar la retención de tus usuarios. Puedes confiar en que, si lees y aprendes sobre el tema, tendrás las bases para aumentar la adquisición y retención de tus usuarios y esto se convertirá en un buen complemento a tus estrategias alrededor de tu producto. Tienes que ganarte a tus usuarios. No sólo con su dinero sino ganarte su corazón y sus pensamientos. Llegar a ser ese concepto viejo del marketing, sí, el Top Of Mind. Que las personas piensen en ti cuando estén buscando una solución a su problema. Haz a tus usuarios parte de tu crecimiento. No los trates como prospectos, invítalos a compartir contigo sus experiencias; que te retroalimenten en cada paso que das. Quiero que te grabes estas palabras: invierte tiempo en escuchar a tus usuarios. Así sabrás quiénes son, qué quieren y cómo los puedes ayudar.
"Si haces a un usuario infeliz en el mundo real, le puede contar su experiencia a 6 amigos, pero, si haces infeliz a una persona en internet, le contará a 6.000 personas más" - Jeff Bezos
Lo importantes es que involucres todo lo que puedas a tus usuarios. Procura que todo lo que hagas, o piensas hacer, haga 10 veces más felices a TODOS tus usuarios. Piensa primero en el impacto que pueda tener lo siguiente que vayas a hacer y, ahí sí, hazlo.

Haz valer cada momento

Genera valor desde el principio Nos gusta comprar pero odiamos que nos vendan. Al principio no vendas. Haz saber a todos lo que haces, diles que los puedes ayudar y hazlos parte de ti. Recuerda ir más allá de lo viable y crea un producto que a ti te gustaría y amarías usar. No te quedes con lo que aprendes; practica y, si fallas, vuelve a intentarlo. Fallar es parte de lo que hacemos y emprender es un reto que pocos se atreven a aceptar. Pero, al final, será hermoso ver que todo el trabajo y tiempo que has invertido ha tenido resultados. Si tienes una idea en la que estás trabajando, o quieres empezar a crear tu propia startup, compártela conmigo y creemos algo que pueda llegar a ser el próximo Dropbox, Apple o Google.
SantiagoEastman
SantiagoEastman
Escribe tu comentario
+ 2
1
3016Puntos

Que cursos recomiendas para lograrlo