No tienes acceso a esta clase

¡Continúa aprendiendo! Únete y comienza a potenciar tu carrera

Ética periodística en la era digital

18/22
Recursos

Aportes 13

Preguntas 0

Ordenar por:

Los aportes, preguntas y respuestas son vitales para aprender en comunidad. Regístrate o inicia sesión para participar.

Tu credibilidad nunca debería estar a la venta


Recuerda que un periodista ético es alguien a quien se le puede creer, sin embargo, aun así, debemos resolver el dilema ético sobre cómo publicar nuestra información:

  1. No actúes solo, es bueno tener el punto de vista de otros colegas editores para verificar si una información es verdadera y si realmente es útil.
  2. Enfócate en el problema como tal, trata de no divagar llegando a otros problemas que se desvían del problema principal.
  3. Es probable que ya haya códigos y guías que te digan cómo abordar ciertos tipos de temas que pueden llegar a ser delicados, así que no está de más revisarlos.
  4. Ten claro sobre qué quieres hablar, pues de esta forma sabrás cuál es tu tema específico y si cierta información debería estar en tu nota, te ayudará a hacer filtros de información más fácilmente.
  5. Mira quiénes son las personas involucradas en esa nota y si podría tener consecuencias el hecho de hacer pública su identidad, sé siempre profesional en este aspecto y si te piden no mostrar su identidad no lo hagas, sobre todo si se tratan de temas muy delicados.
  6. Decide. Tienes que empezar a estructurar tu información, el cómo la vas a presentar para que puedas publicarla y llegar a tus lectores.
  7. Responsabilízate, tienes que ser capaz de explicar tu decisión de sí te sientes cómodo con esa información ya publicada.

Con estos consejos puedes lograr escribir una nota periodística de la cual te sientas conforme.

Importante: hay que cuidar a la fuente. Hay veces que la fuente pide anonimato y hay que dárselo (para cuidarlo y evitar consecuencias)

Sin Ética el periodismo seria algo no muy bonito para las personas que lo necesitan.

Poderoso: “Un periodista ético es alguien a quien se le puede creer.”

De verdad estoy muy contenta con tu trabajo. Tu curso me inspira mucho

Es fundamental si tienes dudas consulta, con tus colegas, superiores u otros organismos que ya hayan manejado la temática antes.

Consecuencias, siempre hay, ser un buen periodista trae riesgos, hay enemigos de la verdad, yo las tengo muy presentes por varias amenazas de muerte y golpizas en la calle por parte de los opositores. pero eso a generado gran credibilidad en mi audiencia porque saben que yo pongo mi vida en riesgo en Colombia, para mantener informados a los colombianos

“El omnipresente compromiso del periodista con la verdad no se sostiene si no está apoyado por la independencia, ni tiene razón de existir si no es una respuesta a la sociedad”. Javier Darío Restrepo

DIFERENCIA ENTRE UN PERIODISTA DIGITAL Y OTRO TRADICIONAL

https://fundaciongabo.org/es/consultorio-etico/consulta/883

¿Cuál es la diferencia entre un periodista digital y otro tradicional? No hay un solo periodismo digital. Los periódicos y otros medios informativos aprovechan lo digital para difundir y hacer seguimiento hora tras hora, a veces minuto a minuto, a los temas publicados en medios impresos o noticieros. Este es un periodismo digital porque usa la tecnología digital, pero mantiene la estructura del periodismo tradicional. El otro periodismo digital, que es el de los blogs, o el que utiliza el correo electrónico para publicar y multiplicar información al instante, en que el periodista es a la vez editor, escritor, fotógrafo, emisor y receptor, es el que tendremos como referente.

Allí la diferencia principal la pone la tecnología que reduce al mínimo la mediación, tanto de máquinas como de administración, mantiene una proximidad entre emisor y receptor en la que se acortan lo espacial y lo temporal, disminuye las dependencias y, por tanto, crea el marco para una información y una expresión independientes.

Sin embargo, la esencia del periodismo tradicional se mantiene como fundamento del periodismo en línea, quizás con mayores apremios, dada la naturaleza de la nueva tecnología. Internet suprime la presión de la sociedad, que cuenta en las decisiones éticas, y sitúa a sus usuarios en una soledad en que solo se da la presión de la conciencia personal. Que si esta no se manifiesta con una voz fuerte, Internet se convierte en el espacio propicio para los deseos no tutelados, o como escribe Gordon Graham “Internet no puede proveer una base adecuada para la vida moral. Conforme los individuos van creando más relaciones con Internet, el mundo en que entran es el de la anarquía moral”.

Al contrario, el periodismo tradicional está en el centro de intensas presiones sociales que influyen en su ética.

La otra diferencia es de responsabilidad. En el periodismo tradicional se responde con nombre, apellido y hasta con imagen física, por cada una de las informaciones que el periodista difunde, lo que no se da en Internet. El periodismo tradicional, además, tiene un pacto implícito con sus receptores: digo la verdad y aporto las pruebas y, en reciprocidad, cuento con su confianza. No sucede así en Internet en donde las relaciones transcurren sin rostro, sin nombre, sin pruebas y sin compromiso de credibilidad.

Por último, el periodismo tradicional, ante el reto de Internet, debe afinar sus herramientas de comprobación, de comunicabilidad, de explicación y de interpretación, que son las que no se manejan en Internet, salvo casos de excepción.

Documentación.

En el nuevo mundo conectado de la red tenemos planteados estos retos:

El primero es el de la libertad humana. Las redes proporcionan una comunicación global y libre que se ha hecho esencial en todos los campos. Pero su infraestructura puede ser apropiada privadamente, el acceso puede ser controlado y sus usos pueden ser sesgados o monopolizados por intereses comerciales, ideológicos o políticos.

El segundo reto es el de la exclusión de las redes. Quedarse desconectado equivale a estar sentenciado a la marginalidad. Esta exclusión puede deberse a la falta de una estructura tecnológica, obstáculos económicos o institucionales, la insuficiente capacidad educativa y cultura para utilizar Internet de manera autónoma, la desventaja en la producción del contenido comunicado a través de las redes.

El tercer reto es la integración de la capacidad de procesamiento de la información y de generación de conocimientos en cada uno de nosotros, especialmente en los niños, o sea la adquisición de la capacidad intelectual necesaria para aprender y aprender durante toda la vida.

Acá les dejo el libro de Javier Darío Restrepo del manual de ética periodística en la era digital:

https://fundaciongabo.org/es/etica-periodistica/recursos/javier-dario-restrepo-publica-manual-de-etica-periodistica-en-la-era

En el mismo articulo esta el PDF del libro de Restrepo.

Me encantó esta frase:
Un periodista ético es alguien a quien puedes creer.

“Un periodista ético es alguien a quien se le puede creer”, me quedo con esta frase.

No fue muy bueno el audio de este curso… quizás no contaron con muchos recursos pero es importante cuidar que no haya eco cuando ya de por sí la información visual del curso no es muy llamativa o atractiva (fondo blanco, micrófono y marcador en mano, letras sobre un fondo liso). A mí que ya me cuesta mantener la atención…