¿Por qué me molesto? Aprendiendo el manejo de nuestra inteligencia emocional

2/9
Recursos

Manejar nuestras emociones es la capacidad que como individuos tenemos para sentir y gestionar de manera adecuada los sentimientos que se pueden presentar en una determinada situación.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una habilidad que poseemos como seres humanos para reconocer nuestras propias emociones y la de los demás.

¿Qué es la ira?

La ira es un sentimiento normalmente saludable que nos permite enfrentar situaciones con más fuerza y enfoque. Es parte de nuestras emociones básicas y se caracteriza por ser una respuesta natural a situaciones que percibimos como amenazantes, injustas o frustrantes. Es una emoción poderosa y puede manifestarse a través de diversos niveles de intensidad, desde un leve enojo hasta una rabia descontrolada.

Cuando nos enfrentamos a una situación que nos causa ira, nuestro cuerpo experimenta cambios físicos, como el aumento de la presión arterial y el ritmo cardíaco, y una mayor producción de hormonas como la adrenalina. Estos cambios preparan nuestro cuerpo para actuar de forma más enérgica.

Esta en su forma adecuada, puede ser beneficiosa para nosotros. Nos ayuda a establecer límites saludables, a defender nuestros derechos y a tomar acciones necesarias para solucionar problemas.

Sin embargo, cuando no se maneja de manera adecuada, la ira puede causar conflictos, dañar relaciones y tener un impacto negativo en nuestra salud mental y física.

5 pasos para manejar la ira de manera saludable

La clave para manejar la ira de manera saludable es aprender a reconocerla y canalizarla de forma constructiva. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte a gestionar tu ira de manera efectiva:

  1. Reconoce tus desencadenantes: Identifica las situaciones, pensamientos o acciones que desencadenan tu ira. Al hacerlo, podrás estar más preparado y encontrar formas de manejarlo.

  2. Toma un respiro: Antes de reaccionar de manera impulsiva ante una situación de ira, haz una pausa y toma algunos respiraciones profundas. Esto te ayudará a calmarte y a tener una perspectiva más clara de la situación.

  3. Comunícate de manera efectiva: Expresa tus sentimientos de ira de manera asertiva y respetuosa. Evita usar un lenguaje ofensivo o agresivo y busca soluciones en lugar de enfocarte en culpar a los demás.

  4. Encuentra formas saludables de liberar la ira: Practica actividades como el ejercicio físico, la meditación o escribir en un diario para liberar la energía acumulada por la ira.

  5. Buscar apoyo: Si sientes que tu ira está fuera de control o está afectando tus relaciones, considera buscar ayuda profesional. Un terapeuta o consejero puede ayudarte a desarrollar habilidades de manejo de la ira y trabajar en la resolución de problemas.

Recuerda que la ira es una emoción natural y todos tenemos derecho a sentirla. Lo importante es aprender a manejarla de manera adecuada para evitar consecuencias negativas en nuestra vida. Al desarrollar habilidades de inteligencia emocional, podremos gestionar nuestras emociones de manera efectiva y vivir una vida más equilibrada y saludable.

Contribución creada con los aportes de: Ismael H.

Aportes 24

Preguntas 2

Ordenar por:

¿Quieres ver más aportes, preguntas y respuestas de la comunidad?

  • Dejar que el cliente se desahogue sin interrupciones: comunicación fluida
  • Hacer un intento consciente de escuchar: escucha activa, comprender situación y emociones
  • Preguntas a cambio de defensiva: analizar el problema para poder llegar a la solución
  • Generar tranquilidad y confianza, ser empático
  • Cliente última palabra: dejarlo expresarse libremente para profundizar en el tema

Es muy necesario tener mucha amabilidad y paciencia

Cuando empecé a trabajar en servicio al cliente se me hacía difícil no reaccionar ante los clientes irrespetuosos (me malograba el día la falta de respeto) y con el tiempo, esas situaciones ya no me generaban molestia. Es difícil no tomarse nada personal, pero es un proceso necesario.

Hola buenos dias soy Elizabeth de colombia

“La inteligencia se considera tradicionalmente como la capacidad de pensar y aprender. Sin embargo, en un mundo turbulento, hay otro conjunto de habilidades cognitivas que podrían ser más importantes: la capacidad de repensar y desaprender”. ― Adam M. Grant,

He escuchado de personal de soporte y asesoramiento recibir incluso insultos personales, sinceramente no es facil. En verdad la inteligencia emocional es necesaria.

Gracias

Me gustó mucho la charla de Adam Grant. Me hizo reflexionar sobre el porqué de las decisiones equivocadas que tomé en el pasado, y me dio una nueva perspectiva para tomar decisiones a futuro

Conocernos a nosotros mismos es el comienzo para entender las reacciones de los demas

Repensar y aprender. Manejo de la ira. El cliente siempre tiene la razón mientras pague y compre o pr lo menos piense comprar. Si no está interesado y viene a causar problemas porque desde el punto de la psicología clínica es el tipo antisocial o el pasivo agresivo, entonces le quitamos la razón y usamos técnicas de manipulación con ellos aunque suene maquiavélico. En el mundo del Derecho es importante detectar con quién trata uno porque por lo general abundan estos tipos de perfiles. Como ice la profesora, el control de las emociones es muy importante.

Hola estoy iniciando el curso desde Guatemala.
Super, es importe permitir que el cliente se desahogue así conoceremos la problemática o queja y brindarle una solución a la vez que se libera la ira.
Muy interesante, manteniendo la calma y resaltando la cordialidad.
La paciencia es muy necesaria, y evitar excusarnos o defendernos, tenemos que aprender a aceptar críticas, tomar lo bueno y dejar lo malo.
Cuando nuestro trabajo se basa en atencion al cliente, siempre se debe tener mucha paciencia, ademas , no sabemos que situacion o emociones tenga el cliente antes de llegar a nosotros.

desde Costa Rica
tener la capacidad adecuada para tratar con clientes internos y externos

Al principio es muy duro y en ocasiones frustrante, ya que hay clientes que se ponen a la defensiva o se alteran demasiado. Pero con el tiempo ya se vuelve un poco mas pragmático. Cuando el asunto se vuelve diario y sabes que necesitas no perder clientes, con este tipo de cursos aprendes a utilizar algunas herramientas para que el nivel de stress ya no sea tan alto. Les recomiendo el libro de: como tratar con gente difícil de harvard bussiness review.

En una situación de presión, lo que hago normalmente es realizar un ejercicio mental rápido de todos los posibles escenarios disponibles que hay en mi cargo para poder resolver al cliente, finalmente estés donde estés siempre tendrás un limite donde necesitaras escalar el problema si es que ya agostaste todos tus recursos. y hacerle ver al cliente que se esta haciendo todo de tu lado para ayudarlo.

Las técnicas de respiración pueden ayudar a mantener la calma en situaciones de presión

Escuchar, ciertamente creo que es la clave de una buena comunicación.

Ciertamente, es muy positivo dejar que el cliente manifieste su opinión con absoluta libertad, a su saber y entender. mientras que de nuestro lado, procurar ser empático(a) para entender mejor aún la situación, considerando ambas perspectivas: la del cliente y la tuya. Eso, ayuda enormemente a un diálogo más fluído e inclusive a dar la razón a quien se considere que la tenga. “Lo cortés no quita lo valiente”. Nada como la sinceridad y la transparencia, en todo momento, lo que conduce finalmente a establecer una confianza.

Es muy interesante mantener y aplicar la escucha activa con los clientes ya que es la mejor manera de llegar a un acuerdo, mediante la misma se puede evitar llegar la ira con los clientes y sobre todo dejar que siempre el cliente se queda con la última palabra.

Siempre he sabido controlar mi ira, pero esta clase me ha enseñado técnicas para hacerlo de manera más efectiva!

De los temas que más me gustan sin duda es la inteligencia emocional. Y si trabajando en servicio al cliente la desarrollas.