2

Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, o cómo ser tan amado como Hank Scorpio (parte 1).

¿Recuerdas a aquel personaje de los Simpsons que contrató a Homero por que era el trabajador más antiguo de la planta después de Smithers? Se nos presentaba como un personaje encantador al que muchos amamos, al final se nos mostraba que era un super villano que quería dominar la costa este de Estados Unidos por medio de un poder tan increíble como los mejores villanos de James Bond (O Austin Powers) muchos dijimos “Quisiera un jefe como Hank Scorpio”, amamos su forma de ser y tratar a sus empleados. Acá te voy a dar las claves para que tú mismo/a seas Hank Scorpio en la vida real (En lo carismático y amado por los otros, no en lo super villano)

El título de este artículo es también el nombre de uno de los mejores libros sobre habilidades blandas que se han podido escribir “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnagie, este da las claves de por que Hank Scorpio, Richard Branson o Justin Trudeau son tan amados por sus empleados, funcionarios y personas ajenas a sus compañias o gabinetes, te recomiendo altamente que lo leas si no lo has hecho y estás interesado en mejorar tus habilidades blandas. Acá te diré algunas claves que enseña el libro con ejemplos puntuales con los que probablemente te puedas sentir identificado, este libro en verdad es capaz de cambiar vidas, puedo dar fe de ello.

No muerdas la mano que te da comer

Siempre tendemos a juzgar a las personas a primera vista y más en el mundo empresarial ¿No hemos escuchado acaso que para una entrevista de trabajo debemos ir de traje, corbata, afeitados y de ser posible recién peluqueados y en el caso de las mujeres con el cabello lo más arreglado posible, cero frizz y con maquillaje de calidad profesional? Todo por causar una buena primera impresión con nuestro físico (Y es verdad que muchos reclutadores siguen en parte estos parámetros) Pero vamos, estamos en el siglo XXI y muchas cosas han cambiado, muchos de los mejores talentos de la industria creativa van totalmente opuestos a lo que nuestros padres nos enseñaron de “Ser alguien profesional” en cuanto a apariencia física.

Leí la biografía de Elon Musk escrita por Ashlee Vance, cuando Ashlee visitó lo que llamaron “Musklandia” (Las instalaciones de SpaceX en Hawthorne, Los Angeles) describió a las personas encargadas del ensamblaje de los ya emblemáticos cohetes Falcon como “Hombres tatuados, con pañuelos en la cabeza que instalaban cables en los motores de los cohetes mientras escuchaban Van Halen a todo volúmen” y ya sabemos que Musk no contrata a cualquier persona, si no al top talent de cada ramo, el próximo programador o diseñador gŕafico que necesitemos puede estar a la vuelta de la esquina en un “envase” bastante curioso y extravagante.

Aunque el no juzgar no se trata sólo de lo físico, también tiene que ver con los sentimientos, los mejores hombres demuestran su grandeza mostrando como tratan a los más pequeños, las críticas hechas con enojo, envidia o prejuicio pueden ser una válvula de escape de nuestras emociones. Nos van a tranquilizar en el momento a costa de los sentimientos del otro; nosotros tuvimos un fugaz momento de alivio al descargar nuestras emociones. Pero… ¿Y la otra persona? Lo que para nosotros no fue más que un fugaz momento de enojo y descarga emocional para esa persona significó herir su orgullo, sus sentimientos y muy probablemente una herida que ha dejado marca de manera permanente ¿Alguna vez haz dicho algo por culpa del enojo a alguien para descargar tus emociones y a pesar de pasar los años, esa persona te lo sigue recordando? ¿Tal vez dejaste pasar un excelente talento para tu empresa por que el entrevistado tenía tatuajes, expansiones, piercings, no estaba vestido formalmente o tenía un color o corte de cabello extraño?

Hay una librería en Estados Unidos que vende sus libros envueltos, con una muy concisa sinópsis escrita en su envoltura, todo para que el comprador “No juzgue un libro por su portada, si no por su contenido”

y finalmente como reflexión: Es posible que conozcas a alguien que viste de marca y cuida cada especto de su físico pero que como persona es mejor tener lejos o no es muy competente a nivel profesional, y por otro lado puedes conocer a alguien con una estética bastante extravagante pero que ha sido de las mejores personas que has podido encontrar en tu vida, o que es uno de los mejores profesionales que has conocido.

Uno de los grandes secretos para tratar con la gente

Todos tenemos un recuerdo de alguien que en algún momento de nuestra vida (Sea personal o laboral) valoró nuestro esfuerzo y nos lo hizo saber con sus palabras de apoyo o felicitación.

Pudo haber sido nuestra pareja, nuestros padres, un compañero de trabajo o un jefe y aquellas palabras quedaron para siempre guardadas en nuestro corazón a la vez que tenemos un muy grato recuerdo de esa persona.

Yo trabajé como soporte de tecnología para una de las universidades del top 10 de mi país, mi jefe era una persona que llevaba muchos años como director del área de tecnología, con muchas personas a cargo a lo largo y ancho del país (La universidad tiene varias sedes en todo el país), soy una persona especializada en sistemas operativos gnu/linux, él por el contrario siempre usó Windows, sin embargo cada vez que yo emprendía algún proyecto por mí mismo con el sistema del pingüino como alternativa, me lo reconocía y lo valoraba tanto en privado como en público, reconocía que no era común encontrar una persona con esos conocimientos, y que en sus palabras “Linux se estaba comiendo el mundo, era el futuro” pero él por su trabajo tan demandante no podía sentarse a aprender todo un SO y sus aplicaciones de nuevo.

Puedo decir con total certeza que es una de las mejores personas y profesionales que he conocido y de lejos el mejor jefe que he tenido, un auténtico Hank Scorpio (Excepto por lo de super villano), él se fue a vivir a USA unos años más tarde de que yo llegara a trabajar, sin embargo una vez me escribió de la nada a mi correo personal y me dijo “Acá he visto que requieren muchas personas que sepan de linux, pero no hay, cada vez que me piden a alguien me acuerdo de usted, póngase las pilas que acá está su futuro, yo sé que puede llegar acá, tiene el talento” eso fue hace ya tiempo y atesoro esas palabras como las más valiosas que una persona ajena a mi familia ha podido decirme, me hacía dar el 300% más en el trabajo, sólo por que “Mi jefe me valoraba como profesional y persona”

Eso se llama aprobación y halago, reconocer las habilidades y logros de otra persona, lo importante es que sea de manera sincera y del corazón, la hipocresía se reconoce a la distancia y causa el efecto contrario, si queremos llegarle al corazón a nuestros empleados, amigos, familiares hay que apreciarlos y elogiarlos en sus logros.

Todos tenemos algún recuerdo de alguién que nos elogió sinceramente por algún logro y guardamos gratamente ese recuerdo, y por otro lado tenemos resentimiento por alguien que hizo lo contrario como por ejemplo hacer algo increíble en la empresa y dar a entender que por lo menos se querían unas felicitaciones y nuestro jefe en vez de congraciarse con nosotros nos dijera “Si es que para eso le pago, es lo menos que debería hacer”

Sé como Hank Scorpio, reconoce y valora las ideas, logros y sueños de los demás ¡Como la idea de las hamacas para mejorar el rendimiento de Homero!

Si haces esto, tienes el mundo a tus pies.

Tenemos una clara tendencia hacia el egoísmo y pensar en nosotros mismos todo el tiempo, en llegar a nuestro destino a tiempo, en llegar a casa a comer cuando tenemos hambre, a que nos atiendan rápido en un sitio, pero ¿Alguna vez nos paramos a pensar en lo que quieren los demás? ¿Pensamos en sus sentimientos y sueños? ¿Pensamos si están enfermos, estresados o si han tenido un mal día? Muchos asumimos lo que el otro va a querer tomando como base lo que nosotros queremos, tal vez damos de regalo un libro de ciencia ficción a alguien por que a nosotros nos gusta la ciencia ficción, lo que no sabemos es que esa persona no tiene interés alguno en la ciencia ficción y preferiría un libro sobre historia o arte, cometimos el error de no indagar lo que quería el otro y ese regalo terminó o recogiendo polvo en una estantería o como regalo para otra persona que si gusta de la ciencia ficción.

Está el caso de muchos empresarios y altos ejecutivos que se devoran el mundo a costa de su familia, se mudan constantemente, no hacen más que vivir para su trabajo y alardear de él, pero ¿se han puesto a pensar eso que significa para sus parejas e hijos? Una pareja que no puede trabajar por miedo a que su esposo/a se vaya a cambiar de ciudad o país otra vez, hijos que nunca pueden hacer vida social por que cada rato cambian de círculo social ¿Has visto la cara de la primera dama de Estados Unidos? ¿Cómo es su dinámica cuando hay algún acto protocolario? No es precisamente Feliz por que a Donald Trump sólo le importa una persona, él mismo, la relación con su hijo menor también demuestra esto, mucho se ha analizado de su lenguaje corporal, aŕea muy interesante de la psicología.

Por otro lado ¿Has visto la relación de Barak Obama con su familia? Es totalmente opuesta, lo más probablemente por que era consciente de que a pesar de que era uno de los hombres más poderosos del mundo eso no significaba descuidar su matrimonio o dejar de ser padre y lo más seguro es que sacara momentos para alimentar su vida familiar a pesar de su apretada agenda, pensaba en los demás, en sus hijas y esposa antes que en su carrera y éxito político y profesional.

Esto de pensar en los demás es algo tan útil que inclusive te puede hacer uno de los mejores vendedores, hay que ponerse del lado del cliente, no de lo que yo quiero, hay que interesarse en los demás, escuchar sus dudas, problemas y apreciaciones sobre los temas que estamos tratando y no buscar poner nuestro punto de vista encima, si no al contrario, pensar ¿Por qué esta persona piensa así? ¿Qué lo habrá llevado a ello? ¿Este punto de vista tiene algún valor? Probablemente es que aprendamos algo en el proceso y nuestra visión cambie aunque sea un poco.

¿Quieres vender una casa o un carro? ¿Eres vendedor de finca raíz o asesor en un concesionario de vehículos? Piensa primero en los demás antes que en tí mismo y tu comisión, no sabes como fue el día de la persona a la que le intentas vender algo, o si gusta de casas modestas y pequeñas o vehículos compactos, y tu de entrada vas por lo ostentoso, la camioneta más grande, la casa más lujosa, veamos un ejemplo de una casa.

Una persona te dice “Quiero vender mi casa, pero no sé sus dimensiones reales o que ventajas tiene sobre otras casas de la zona” a lo que tu le contestas “Puede llamar a X número del gobierno, allá le agendan una cita para sacar el documento con esa info y cuando ya la tenga puede llamarme” ó podrías contestarle “Deme un día, tengo algunas facilidades para conseguir esa info, no se preocupe, en cuanto la tenga le llamaré para darle la info y le enviaré a su correo a la brevedad posible el documento”

¿Cón cuál tendrías más posibilidades de conseguir que ese cliente te permita gestionar la venta de esa casa?

Finalmente como anécdota trabajé un tiempo en un consesionario de vehículos como soporte de tecnología, conocía a cada persona dentro de la empresa desde el dueño hasta el vigilante; en una ocasión llegó una acianita campesina que cumplía con todo el estereotipo de los campesinos sudamericanos, sombrero, trenzas, ruana con su característico canasto debajo y falda, nadie le prestó atención, la juzgaron por su edad y apariencia ¿Que iba a hacer una señora así en medio de un consesionario?, nadie se preocupó por que quería ella probablemente hablar con ella era una pérdida de tiempo y se podía perder algún cliente potencial que entrara al consesionario; hasta que al final uno de los asesores tomó la iniciativa y se acercó, LE PREGUNTÓ QUE DESEABA, la ancianita dijo que necesitaba comprar unos camiones de carga para su finca ya que estaba produciendo tanto que los animales de carga ya no daban abasto, pero que no sabía nada de vehículos ni su valor, enseguida le preguntó al asesor si con lo que llevaba le alcanzaba, se levantó la ruana y en su canasto llevaba el dinero suficiente para 2 camiones, en efectivo. Aquel asesor que se interesó por la ancianita y se sobrepuso a sus prejucios al final, vendió dos camiones de carga en efectivo; esta no es una historia inventada, en realidad sucedió y fue tan impactante que se usó en las capacitaciones de nuevos vendedores para enseñarles que cualquier persona es un cliente potencial, y todos merecen ser escuchados, podemos encontrar un verdadero tesoro en la persona menos esperada todo radica en interesarse por ellos antes que en uno mismo.

Otro ejemplo de pensar en el prójimo antes que en mí mismo es cuando entré a trabajar en aquella universidad a final de mes hubo un problema con mi cuenta bancaria y no se me pudo realizar el pago, naturalmente yo quedé bastante angustiado por ello y se lo hice saber a mi jefe ¿adivina que hizo él? Fue conmigo hasta contaduría, se apersonó del caso y ese mismo día me dieron respuesta de que en 15 días me realizaban el pago en cheque, claramente no era lo que yo quería, ahí mismo mi jefe me dijo que él iba a sacar mi salario de su sueldo y cuando me pagaran se lo devolvía, a los 15 minutos yo ya tenía mi salario en el bolsillo gracias a que mi jefe decidió realizar un sacrificio en pos de mi bienestar antes de pensar en sí mismo, y en efecto se lo devolví en cuanto tuve el pago por muchos detalles de ese estilo le guardo un gran aprecio así como muchos tenemos un gran aprecio por Hank Scorpio.

Este prefirió decirle a Homero que debería atender las necesidades de su familia ya que son más importante que el trabajo que esos pequeños detalles son lo que le dan sabor a la vida, prefería perder a un empleado que atrapo a un “vago” en el trabajo y no tener un empleado que había perdido a su familia, se interesó por Homero antes que en él mismo y lo dejó ir.

Este artículo es ya de por sí bastante extenso, hay mucho, mucho más para escribir sobre el arte de influir en las personas, pero es mejor dejarlo para una segunda y hasta tercera parte ya que es un tema muy extenso y complejo, con miles de historias de por medio.

¡Hasta la próxima!

Escribe tu comentario
+ 2
1
14827Puntos

Me ha gustado la parte de la campesina, así mismo he visto varios casos. Las apariencias muchas veces engañan, siempre con empatía todo se vuelve más agradable para uno mismo y para los demás.