No tienes acceso a esta clase

¡Continúa aprendiendo! Únete y comienza a potenciar tu carrera

Normas de género: las expectativas de ser hombre o mujer

5/19
Recursos

Aportes 25

Preguntas 0

Ordenar por:

Los aportes, preguntas y respuestas son vitales para aprender en comunidad. Regístrate o inicia sesión para participar.

En mi entorno…
De los hombres se espera violencia, alcoholismo, ser altos, fuertes. carreras de ingeniería.
De las mujeres se espera, feminidad, tener hijos, carreras de humanidades, labores del hogar, reprimir sus emociones.

El otro término que se relaciona al techo de cristal es el suelo pegajoso: El conjunto de mandatos sobre el género femenino que dificultan o impiden la movilidad de las mujeres.

Las relaciones de poder tienen muchas manifestaciones sutiles como quién decide a dónde salir, anteriormente el control de la tele, la negativa a “perder” en una discusión y desear tener la razón siempre.

Y por supuesto tenemos el típico ejemplo de “es que ellas lo hacen mejor” cuando se trata de tareas que estereotípicamente muchos hombres encuentran aburridas, de modo que la mujer tanto en lo doméstico como en lo laboral queda a cargo de hacer todas estas labores tediosas pero que no tienen “la gloria del mérito”. De ahí nace el rol de la secretaria, un claro ejemplo de lo que es la subordinación por un supuesto según el cual la mujer tiene habilidades “inherentes” a su género, cuando en realidad se trata de socialización pura y dura.

Marilyn Loden, la mujer que inventó la expresión “techo de cristal”

https://www.bbc.com/mundo/noticias-42338736

Mira a tu alrededor en tu lugar de trabajo. ¿Hay varias mujeres en cargos gerenciales? ¿Se les presta atención a sus ideas? ¿Se les respeta igual que a los hombres? Si eres mujer, ¿ves amplias posibilidades de ascenso en la organización?

Si la respuesta es no para cualquiera de esas preguntas, es muy probable que en tu compañía haya un “techo de cristal”.

La expresión se refiere a los obstáculos —algunas veces invisibles— que muchas mujeres enfrentan cuando buscan ascender en sus carreras profesionales.

La consultora de ámbito laboral en Estados Unidos, Marilyn Loden, acuñó la frase hace casi 40 años. Y le dijo a la BBC que ahora es tan relevante como nunca.

A continuación su testimonio.

Pronuncié por primera vez la frase “techo de cristal” en 1978, durante una mesa redonda sobre las aspiraciones de las mujeres.

Al escuchar la discusión me di cuenta de que las mujeres que participaban se concentraban en las deficiencias de las mujeres en términos de socialización, su comportamiento autocrítico y la pobre imagen que supuestamente muchas mujeres tenían de sí mismas.

Me costó quedarme callada y escuchar esas críticas.

Es cierto, las mujeres parecían incapaces de ascender en sus carreras más allá de los primeros peldaños de gerencia media, pero argumenté que el “techo invisible de cristal” —las barreras contra el ascenso que eran culturales y no personales— era lo que más obstruía las aspiraciones y oportunidades profesionales de las mujeres.

TECHO DE CRISTAL: La expresión se refiere a los obstáculos —algunas veces invisibles— que muchas mujeres enfrentan cuando buscan ascender en sus carreras profesionales.

Las normas de género varían de una cultura a otra y de un periodo a otro. El género no es algo fijo, natural e inalterable, es algo que se puede cambiar.

PUNTOS CLAVES DE ONU MUJERES:

  • Los hombres son el sostén económico de la familia
  • Los hombres toman decisiones importantes en nombre de la familia.
  • Los hombres son apreciados por su forma racional de resolver problemas.
  • Las mujeres se hacen cargo del cuidado de los integrantes de la familia.
  • Las mujeres son apreciadas por cuidar el bienestar emocional de su familia.

FACTORES:

  • La edad
  • La etnia
  • La raza
  • La religión

Lo del techo de cristal es verídico definitivamente pasa en nuestra sociedad muy a menudo y que esperan de un hombre en latino américa principalmente que sea sustento y que la mujer es que cuide a los hijos.

Cuando era adolescente y comenzaba a salir, la mayoría de los chicos acosaban a las chicas para ligar. Sin embargo, siempre encontré más sentido en hablar desinteresadamente, construir amistades y ocasionalmente relaciones profundas. En la mayoría de los casos, lo único que importa es escuchar y entender sin una perspectiva interesada.
.
Con las mujeres expreso mis emociones y pensamientos más profundos, normalmente algo que es rechazado por los hombres precisamente por las normas de género.
.
Estas cosas se aprenden con el tiempo y la experiencia. Pero ante cualquier situación en la que quieras adaptarte sin ser un cretino, considero que la mejor estrategia es escuchar, atender y adaptarte a la otra persona si lo consideras.

De los hombres se espera que sean valientes, corpulentos, proveedores, incluso infieles.
De las mujeres se espera que sean sumisas, serviciales, frágiles y sentimentales.

Hay algo que no tengo claro y no sé explicar por qué sucede. En mi caso, soy hombre según el sexo y rol de género.
He notado que las mujeres (por sexo y rol de género) a mi alrededor, tienden a ver más allá de las cosas. A veces soy más distraído y no tengo la capacidad de hacer una salida bien planeada y olvido las cosas importantes que llevar. Todo eso lo puedo hacer bien gracias al apoyo de las mujeres que me rodean.
Mi duda es, ¿Eso también tiene que ver con el rol de género?

En mi entorno se ve al hombre cómo: *El hombre hace los trabajos más fuertes. *El hombre es el que trabaja. *El hombre no se puede dedicar a las labores del hogar. *El hombre no es mal visto si tiene 2 o más parejas. *El hombre no tiene emociones y está la típica frase de “Los hombre no lloran” Y a la mujer la ce

Minuto 0:56, creo que es buena idea tener en “Lecturas recomendadas” las estadísticas de donde estas basando esa opinión.

Minuto 1:00, las responsabilidades del hogar se deben abordar de manera estratégica, me explico, si la dama con quíen vivo gana el doble de dinero que yo, es más conveniente que yo asuma la totalidad del tiempo que requiera realizar las tareas hogareñas; ya que si ella se pone a realizar dichas tareas estaría retrasando el avance de sus trabajos y ello implicaría recortes de los ingresos en nuestra familia. Ahora de manera inversa también. Obviamente hay que realizar cálculos que tienen que ver con variables como el tiempo que se necesita para completar los trabajos de profesión, el tiempo que se requiere para completar las tareas del hogar, el dinero que ganan ambos por separado, los horarios fijos, los horarios variables, las habilidades de cada uno, etc. Si la pareja o el grupo (en caso de poligamia) quiere que la repartición de responsabilidades sea más justa debe realizar todos los ajustes necesarios basados en cálculos. Obviamente se puede implementar que por voluntad propia si alguien quiere realizar más de lo que le toca, luego del cálculo, pues a conscenso de cada uno de los miembros de dicha familia, si así lo quieren, se valide. Jeje, es solo una posibilidad, cada pareja o grupo (poligamia) aplicará sus propios criterios de equidad, sin embargo, creo que hay cosas que se pueden considerar universales.

Minuto 1:20, en esencia lo que dije del minuto anterior.

Minuto 2:00, la verdad es que no puedo percibir con claridad lo que el resto espera de los varones, mujeres, homosexuales, y otros muchos nombres de estigamatizaciones (según algunos hay tantos géneros como personas en el planeta). Lo que si puedo ver son las tendencias y es que veo a “mujeres” prefiriendo las ciencias sociales por mayoría así como ha varones prefiriendo las ciencias facticas por mayoría. Hasta ahora solo veo tendencias. Ah no espera, ya me recordé. Cuando tenía 10 años creo que oí no se a que familiar hablar con otro familiar. En esa conversación decian cosa como: “boluda porque no te casas con Pedro de una vez así te aseguras el techo y la comida”, “Deberías tener una hija para que te ayude con las tareas del hogar”. Bueno, supongo que son oraciones que probablemente continuen diciendose haya por donde nosotros los que nos gusta expresar nuestras opiniones no llegué a oirse.

Minuto 2:30, creo que tiene relación con lo que dije anteriormente.

Minuto 4:35, la cultura no debe influenciarte directamente una vez has adquirido la metacognición y la instrospección profunda.

Siento no hacer el cuadro comparativo :c

Leí, la “Lectura recomendada” y me fuí directo al link de “5 cifras que muestran la desigual situación laboral para la mujer en América Latina” (https://www.bbc.com/mundo/noticias-39209668) y pues, no dicen como consiguieron la información para mencionar los datos estadisticos que mencionan. Por muy oficial que se diga de cualquier información proveniente de gobiernos o compañias, no olvido que puede haber sesgo, error, malinterpretación, malas intenciones, etc (son humanos igual que yo XD). Por lo que no podría usar dichos datos a la ligera.

Ahora independientemente de eso, la equidad si se debe dar tanto en los derechos como en los deberes para todos los humanos. Eso es algo que tengo claro desde hace mucho. Obviamente no solo hay que hablar, hay que actuar dentro de lo posible. Del dicho al hecho hay un enorme trecho. Ya lo decía mi madre.

El techo de cristal en LATAM está muy arriba hay que agrietarlo y romperlo.

Curioso es que siempre se quejan de no poder acceder a los supuestos puestos de poder pero nunca veo que se quejen por no poder acceder a los puestos de más riesgo donde casi el 100% son hombres.

En mi entorno se toma a los hombres como violentos, potenciales feminicidas y no se les respeta sus opiniones.

A las mujeres se les toma por victimas, siempre son las buenas, futuras madres, se les exige menos y se les premia más en el trabajo.

En mi barrio se espera que el hombre sea fuerte, inclusive siento que patán, siento que es muy común ver eso en este espacio, se espera que trabaje pero tiene permitido gastarse todo su dinero tomando alcohol; en cambio la mujer tiene que estar a merced del hombre, debe tenerle comida, lavar su ropa y atenderlo bien (porque se espera que el hombre sea el que trabaje) y si la mujer trabaja, se le tacha de que abandona su hogar. A los hombres y mujeres se les invalidan sus sentimientos, aunque de diferentes formas.

concuerdo totalmente con la existencia del techo de cristal, como mujer puedo decir que en muchas ocasiones me ha tocado lidiar con ello, sobre todo en cuestiones del ámbito público, muchas veces es difícil que te asciendan si tienes hijos, u otro tipo de responsabilidades, se siente muy desesperante querer destacar y que en ocasiones tu opinión no sea tomada en cuenta como la de un hombre.

En mi entorno se espera de un hombre que sostenga el hogar económicamente, y de la mujer que se encuentre en la casa realizando las labores de la casa.

En mi país Chile, décadas atrás era mal visto que un hombre cargara a un bebé. Queda mucho por avanzar todavía

En mi entorno se espera: En hombres: que sea fuerte, que sea el proveedor de un entorno, que sea fuerte emocionalmente, que sea más analítico que empático En mujeres: que sea cuidadora de otros, que sea mujer privada, que sea emocional.

¿no debería existir ni una sola expectativa de “ser hombre o mujer”? Para mi, no, no debería. Pero… ¿en realidad existe alguna sociedad en donde no exista ni una sola expectativa de lo que es ser mujer u hombre?

Sandra gracias por las prácticas. Soy padre de dos niños y sé que tengo mucho por aprender con ellos y la mujer que me acompaña en este caminar.

En mi entorno, a las mujeres ser mamá…

Techo de cristal: “Hace cuatro décadas que se acuñó este termino para referirse a las barreras que impiden a las mujeres llegar a la cúpula del poder. A pesar de que son muchas las que lo han hecho añicos, no solo no ha desaparecido, sino que a él se ha sumado el llamado de cemento y también el precipicio de cristal”

Te comparto otro artículo sobre la frase de Marilyn Loden: Aquí

Las etiquetas son odiosas y no hay que evaluar al individuo por características generales, que ciertamente tienen algo de verdad pero que por no ser así en todos los casos hay que prestar atención