Regálate acceso ilimitado a todos los cursos por 1 año a precio especial de Navidad 🎄

Antes:$199

Currency
$149/año
Regístrate

Termina en:

18D

07H

50M

19S

63

'Anyone can cook'

178Puntos

hace un año

De las películas de Pixar—y creo que he visto todas—hay una que se ha quedado conmigo mucho más que las otras. Desde que la vi hace años he tenido la frase central de la película metida en la cabeza, y regreso a ella constantemente. La frase es:

👉 “Anyone can cook”

La película, que cualquier fan identifica instantáneamente al leer la frase, es Ratatouille, la historia de una rata que cocina en un restaurant de cinco estrellas en París ¡Si no la has visto, te la recomiendo muchísimo!

¡No te tiene que gustar la cocina, ni las ratas, ni París! Como todas las obras maestras de Pixar es una historia inmensamente humana, contada con tal precisión y sutileza que no te das cuenta exactamente en qué momento ya estás tan involucrado en la historia de un roedor que no puedes despegar los ojos de la pantalla.

rata.jpg
La frase aparece en varios momentos de la historia, como inspiración, como recordatorio, y casi como mandamiento, pero para mí siempre ha representado el espíritu con el que he sido recibido cada vez que he intentado algo nuevo que me da terror. Cada vez que me he adentrado en un mundo nuevo, siempre ha habido personas que me reciben con los brazos abiertos, y me enseñan, y me dicen:

Todo mundo puede hacer esto

Porque ese sentimiento - de terror- de ser el nuevo del pueblo, o de la escuela, o del equipo, o del trabajo, también es inmensamente humano.

Todos y todas lo sentimos de vez en cuando, y no hay nada más reconfortante que te abran la puerta. No hay nada que te quite el temor más rápidamente que alguien que ya está adentro y sabe lo que está haciendo. Ese experto/a al que todos miran con admiración y respeto, que te dé la mano y te diga que no pasa nada, que él7ella también llegó con esa misma cara de susto, y que todo va a estar bien.

Por eso me da tanta alegría poder hacer lo mismo con gente que apenas está llegando a mi mundo.

Mi mundo es…raro.

elevado.jpg
Foto de Karina Carvalho

He tenido la enorme fortuna de vivir y hasta de ser parte de sacudidas increíbles.

Los cambios para todos los humanos siempre han sido tecnológicos, sociales, culturales, y oooobviamente todo el mundo piensa que ellos vivieron lo mejor. Pero, te cuento, a mí me tocó ser la última generación que vivió su adolescencia sin internet.

El salto más grande que ha tenido nuestra especie, a los 24 años de edad. No tengo manera de realmente describir el impacto que eso tuvo. Es como si hubieŕamos existido en un obscuro mundo en blanco y negro desde que nacimos, y de pronto alguien nos hubie prendido la luz y enseñado una pantalla IMAX a colores. Todavía me acuerdo y se me pone la piel de gallina. Todavía lo siento fresco.

Lo mejor es que no lo dudé un segundo. Me subí a ese tren y no me volví a bajar. Mi vida ha existido sobre internet desde entonces, y eso me ha traído beneficios extraordinarios, en lo personal y en lo laboral.

Llevo más de 20 años metido en el mundo de la tecnología, el emprendimiento, y las inversiones. He fundado empresas, algunas de las cuales han sido exitosas y otras han fracasado estrepitosamente. He trabajado con gente espectacularmente talentosa de países cuya existencia apenas conocía. Me he asociado con personas mucho mejores que yo, en todos los aspectos. He invertido capital en empresas exitosas. He representado a mi país en foros internacionales, y hasta he bebido cerveza con el Presidente de otra nación.

No he dejado de aprender, pero nunca he olvidado cómo inició todo esto.

Es por eso que me da un gusto gigantesco poder compartir contigo el resultado de todo ese aprendizaje: errores y aciertos con el Curso de Modelos de Negocio y el Curso de Estrategias para Negocios Digitales.

Así como yo fui bienvenido por gente increíblemente generosa, yo puedo ser el siguiente eslabón en la cadena, abrir la puerta, y decirte: “No te preocupes, todo va a estar bien. Ven a aprender con nosotros en Platzi”.

Eugenio
Eugenio
eugenio.perea

178Puntos

hace un año

Todas sus entradas
Escribe tu comentario
+ 2
Ordenar por:
10

Profe Eugenio, ya termine sus dos cursos y son sencillamente espectaculares gracias por compartir.

3
47004Puntos

Excelente aporte, muchas gracias por compartirlo.

3

Excelente aporte!
Es necesario dar el primer paso para avanzar. Las probabilidades de lograrlo, si uno no lo intenta, son siempre del 0%

2
4326Puntos

Sin duda una de las mejores películas de PIXAR . Muchas veces las grandes sacudidas de la vida nos permiten darnos cuentas de que estamos hechos y que podemos aguantar cualquier adversidad con la ayuda de los demás,
Me emociona poder comenzar con sus cursos, gracias por el aporte, profe.

1
1064Puntos

Dios lo cuide mucho profe eugenio, es una motivación su curso de modelo de negocio, gracias.! saludos desde Bolivia.

1
13277Puntos

Excelente cursos en realidad!!.. Gracias por compartir las experiencias!!

1
3177Puntos

Amé leer este post. Me parece curioso que mencionaras ese miedo, porque siempre al iniciar tus clases sentía ese vértigo; como que me estaba adentrando a un mundo desconocido e intimidante pero también emocionante. ¡Mil gracias por el amigable acompañamiento y por tus valiosos conocimientos!

1
8869Puntos

Por cierto, Ratatouille desde que salió la he visto repetidas veces y con mi hijito también, es un mensaje muy directo y grandioso.

Gracias

1
8869Puntos

Hola Eugenio
Esta frase la escuché de una persona que me lo dijo de una forma tan segura y me hizo sentir mal en ese momento:

Todos estamos en el tren, pero decidiste bajar, ahora ya no tienes oportunidad de volver a subir porque ya no eres jovencita.

Sinceramente, yo estaba feliz en ese tren estaba cumpliendo todo lo que había deseado hacer en mi vida para el futuro, sin embargo, uno no sabe que va a pasar en el futuro, planificas, deseas, quieres, te programas, no obstante sucede algo que te hacen cambiar los planes.

Y el leer tu frase:
Me subí a ese tren y no me volví a bajar

Me da la razón que la edad y las ganas de aprender y actualizarse no se mide por un número sino como decides tú vuelves a estar en el tren, voy por ese camino nuevamente, volveré a estar en ese tren y escribiré como tu la misma frase:

ME SUBIRÉ A ESE TREN Y NO ME VOLVERÉ A BAJAR.

Ahora entiendo que hay muchas personas que ven que por un número dejan pasar y aplastar sus propios sueños, en ese momento pasaba un momento de dolor muy fuerte por la pérdida de mi querida Mamá.

Gracias Eugenio por este post.

1
6487Puntos

Al leer este texto, simplemente quede deseando tener una habilidad de escritura tan inmersiva como esa.