13

Cambiar de profesión: Qué pasa si estudiaste la carrera universitaria equivocada

8776Puntos

hace 2 años

Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital
Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital

Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital

Hacer magia con el contenido es más fácil de lo que imaginas. Crea contenidos digitales llamativos, concretos y vendedores para hacer crecer tu empresa o tu marca personal. Potencia tus habilidades y deja que el mundo conozca tu talento. No dejes que te digan que no puedes hacerlo y da rienda suelta a tus impulsos creativos porque ¡con Platzi lo puedes todo!

Cada semana me siento con un estudiante, profesor o miembro del Team Platzi a platicar 25 minutos sobre su vida, su trabajo y las lecciones que quisieran haber aprendido antes en el podcast Humans of Platzi. Esta semana conversé con Edgar Alanis, miembro del equipo de producción audiovisual de Platzi, pero Ingeniero en Biotecnología hasta hace 7 meses. Me platicó cómo abandonó una carrera profesional y un trabajo seguro de por vida, por probar suerte trabajando en una pasión que descubrió después de graduarse.

Screen Shot 2019-08-27 at 6.44.19 PM.png

Escucha el podcast en Spotify o SoundCloud

TRANSCRIPT

A los 18 años, el mundo te hace tomar una de las decisiones más difíciles de la vida: ¿a qué te quieres dedicar? ¿En qué vas a invertir los próximos cinco años de tu tiempo? ¿Qué vas a hacer por el resto de tu vida? O al menos eso te hacen creer. Es una decisión muy difícil, no sola si tienes 18 años, incluso si tienes 25, 30, 50, o 60. La gran mayoría de la gente no sabe que estará haciendo en un año. A la edad en la que tienes que elegir una carrera, no sabes ni siquiera que vas a desayunar al día siguiente. ¿Por qué el mundo espera que entonces sepas si quieres ser ingeniero o abogado o músico o doctor?
No sólo implica una presión social gigante por poder convertirte en lo que todo mundo espera que seas, sino que todavía se incrementa si es que además de dedicarle tu vida tienes que dedicarle miles de pesos para que te enseñen.

La realidad es que, aunque esa presión sigue cayendo sobre millones de jóvenes allá afuera, hace muchos años que dejó de ser la única intersección en tu vida donde puedes elegir qué hacer. Estudiar diseño no significa que deba ser diseñador toda tu vida, ni siquiera significa que deba ser diseñador como tal. Internet te dio la posibilidad de cambiar de ruta en cada esquina, de ir a recorrer un camino y luego regresar a recorrer otro o simplemente recorrer dos rutas al mismo tiempo.

Una muestra en vida de cómo hacerlo es Edgar Alanís, productor de Platzi desde hace seis meses, pero Ingeniero en Biotecnología hasta hace siete meses. Yo soy César Fajardo y ésta es su historia.

Edgar Alanís, ¿cómo estás? Un gusto tenerte en la silla de Humas of Platzi, es el primer invitado en este podcast, la primera persona de la cual queremos saber su historia y ya a pesar de que ya dimos un poco de contexto de qué hay detrás de lo que tú estás haciendo y de lo que estabas haciendo hasta hace siete meses quiero que me cuentes ¿Por qué decidiste estudiar Biotecnología?

Edgar: Hola César. Bueno, pues, muchas gracias por este espacio. Sí, actualmente estoy trabajando en Platzi, aquí un producción y bueno te platico un poquito de por qué decidí estudiar Biotecnología. Este, fíjate que yo antes era ciclista profesional.

César: ¿Ciclista profesional?

Edgar: Sí.

César: ¿Qué hace un ciclista profesional? ¿Cómo?

Edgar: Este, en ese punto ya competía. A veces cada semana, cada 15 días. Entonces yendo a esas carreras pues se obtenía una ganancia, pues, por podio ganado.

César: Ni siquiera sabía que existía ciclista profesional. ¿Esos son los que van a los Olímpicos y ya, no o qué?

Edgar: No es que ya…tengo entendido que cuando alguien se vuelve profesional es cuando ya está cobrando o está recibiendo un sueldo o un salario por ese tipo de actividad qué hace. Entonces pues yo percibía algún tipo de ganancia por cada competencia que ganaba.

César: ¿Y eso se dio de forma natural? O sea, tú empezaste a andar en bici y un día dijiste “Soy muy bueno igual y compito con otras personas”.

Edgar: Sí. De hecho, estaba en un equipo de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y pues esa universidad nos apoyaba. Nos conseguía patrocinadores, con esos patrocinadores íbamos a competir a las carreras y esas carreras que ganaba pues a veces me daban premios en efectivo.

César: Órale.

Edgar: Por eso es un tipo profesional.

César: ¿Y eso? ¿Y luego como brincaste a ingeniero en biotecnología?

Edgar: Porque, ahí va. Mi mamá al ver el mucho que yo me desempeñaba muy bien en ese ámbito ella decidió, por sus ganas, inscribirme a una universidad se llama ENEF. Es una escuela para profesores de educación física allá en Morelia, y pues yo la verdad no quería, no. Hasta ese momento no sabía qué quería estudiar, entonces pues me inscribió, hice el examen. Yo lo hice muy mal porque yo no quería estar ahí y creo que de todos modos pasé el examen y no me presenté a clases. Esté, y a la par estaba buscando diferentes carreras que podía estudiar y una de ellas me llamó mucho la atención, que es biotecnología, la estudié allá en Morelia.

César: ¿Y qué hace un ingeniero en biotecnología como tal? ¿O sea de qué trabajas?

Edgar: Este, pues fíjate que engloba muchas cosas. Tiene muchos campos de aplicación, la manera de adaptar o modificar ciertas especies vivas para mejorar su rendimiento. Esto es mejoramiento de cultivos, es un campo muy, muy, muy grande donde puedes laborar en la industria farmacéutica.

César: ¿Pero tú cuándo decidiste estudiar eso? ¿Qué te imaginabas haciendo una vez que terminarás de estudiar?

Edgar: Fíjate, yo una vez vi un programa en Discovery Channel con mi papá donde hablaba del futuro, no me acuerdo como se llamaba ese programa, pero hablaba de que se podían crear alimentos con ciertas capacidades que tienen los medicamentos. Por ejemplo, en ese momento se podía imaginar que podías morder una manzana y comerte una manzana con las propiedades de una aspirina para poder aliviar el dolor de cabeza. Entonces eso me llamaba mucho la atención.

César: Órale. ¿Y cuando tú estudiaste eso dijiste “Bueno igual y en una de esas terminó haciendo alguna alteración genética creando un X-Man en el futuro”?

Edgar: Sí, eso me gustaba mucho la idea de poder, como dicen muchos, “jugar a ser Dios” porque no es así, sino que poder modificar alguna planta, algún animal genéticamente.

César: Oye, ¿y cuánto tiempo llevas trabajando en Platzi como productor?

Edgar: Llevo ahorita seis meses me parece ya como productor.

César: ¿Y hasta hace siete meses qué es lo que estabas haciendo, en qué estabas trabajando?

Edgar: Antes trabajaba en un laboratorio de aguas residuales en la ciudad de Zamora en Michoacán. Ahí hacía análisis del agua residual. Algunas muestras que nos mandaban para su análisis y algunos, por ejemplo, para nosotros poder consumir agua potable se extrae de un pozo y esa agua potable se le tiene que hacer ciertos análisis ya sea de BBO, QO, o de pH. Y a mí me tocaba hacer a veces esos análisis

César: Okey. ¿Y luego qué pasó? ¿Cómo de un mes para otro terminas en Platzi y haciendo producción audiovisual? ¿En qué momento te encontraste con una cámara? ¿En qué momento dijiste “Oye, me gusta esto de producir, de poder contar historias con una cámara” o con cualquier dispositivo que puedas grabar?

Edgar: Pues yo estando en este trabajo me compré mi primer cámara, destinado a hacer ciertos ahorros para, pues, para poder pagarla. Y a mí me gustó mucho la fotografía macro, de tomarle fotos a los insectos y que se vean sus pelitos muy, muy amplificados.

Y empecé a sacar fotos. Luego de ahí pues empecé a ir a eventos deportivos porque te comentaba eso y este bueno era ciclista y me gustaba ir a sacar fotos a eventos deportivos, a rallies, a eventos de ciclismo, maratones, y pues a la par pienso que se volvió muy serio esto, y empecé a hacer más y más como videos, reviews de ciertos eventos deportivos. Las personas lo empezaron a compartir y gente me pedía que les cubriera su evento deportivo. Entonces yo creo que fue esa parte donde…

César: Pero de alguna forma, como que la conexión si fue este tema de, “Oye me gustan los insectos o los animales o la vida y empecé a tomar fotos de eso”, ¿y te empezó a gustar la foto entonces?

Edgar: Sí es así, porque me llamaba mucho la atención lo de la fotografía macro y aparte pues tomarle fotos a los insectos. Entonces podía como compaginar ahí ciertas partes de mi carrera.

César: Antes de seguir y hablar, ¿Cómo empezaste a especializarte en la producción audiovisual? Este despertar antes, a tus 18 años que tuviste que decidir qué ibas a estudiar, ¿nunca pasó por tu cabeza? Oye, ¿y si hago fotografía o producción o cine o comunicación algo que ver relacionado?

Edgar: No, fíjate que nunca tuve como esa cierta inquietud. Sí tomaba fotos así con el celular y las subía a Instagram así. Pero no nada que me despertara esa curiosidad por estudiar comunicación o cine.

César: Oye, y todo el tema de audiovisual, cuándo agarraste la cámara, cuándo empezó a tomar fotos micro y fuiste a eventos, ¿lo fuiste aprendiendo, utilizándolo, buscaste en algún lado? ¿Cómo fue que aprendiste a utilizar la cámara más allá de apretar el click y hacer la foto?

Edgar: Pues fíjate que para eso sí que me considero autodidacta porque empecé a ver ciertos videos del el Tour de Francia, del rally, y me imaginaba o quería saber cómo hacían ciertos tipos de tomas. Cómo llegaban a hacer esa edición y eso fue lo que me incitó a saber o investigar qué programas pueden hacer eso, qué cámaras usaban esos camarógrafos. Yo creo que el hecho es de pensar en ¿cómo pudieron hacer esta toma? Yo quería saber cómo lo hicieron, entonces me ponía a investigar y tratar de replicarlas con bajo presupuesto.

César: ¿Y qué tal salían? ¿Salían bien?

Edgar: Sí, pues yo creo que salían muy bien, hasta el punto que gente o deportistas me pedían hacerle sus vídeos.

César: Y ahí llegó la primera, digamos monetización de esta pasión que surgió que es la fotografía, y la producción llegó a partir de que tú lo hiciste por diversión y alguien te dijo lo haces muy bien. ¿Cuánto me cobras por hacerlo para mí? O ¿cómo fue la primera vez que cobraste por hacer fotos o video o algo relacionado?

Edgar: Pues, fíjate que a mí desde chiquito siempre me ha gustado el rally. Entonces hay un piloto nacional que se llama Pancho Name. Él ha sido campeón nacional, campeón mundial de rallys, y yo una vez le saqué fotos y videos y me preguntó "Que órale, está muy bien esto, ¿cuánto me cobras por hacer un video de esta carrera? Dije “No, pues es que no sé cuánto cobrarte más bien nos arreglamos y ahí vemos cuánto me das, de todos modos lo hago por gusto”.

Le hice ese video, le gustó mucho y fue así que en parte por él y a la par hacía también ya aparte otros de coberturas de eventos deportivos y yo creo que fue por él que crecí, porque siento que una vez que pudimos trabajar más seguido, pues, los cobros ya eran poco más grandes y eso me sirvió para hacer un upgrade de todo el equipo.

César: Oye y esto que comentas ahorita es muy interesante, que te preguntan cuánto cobras por hacer esto y pues tú que no estabas en esa industria pues no tenías ni idea. ¿Cómo fuiste aprendiendo cuánto cobrar en una industria que no es para la que tú te preparaste y que no tenía nada que ver con tu day job? ¿Cómo fue que fuiste encontrando el precio adecuado de tu trabajo?

Edgar: Pues sí fue algo difícil porque no sabía cuánto cobrar, entonces lo que hacía es buscar como referencias de casas productoras o fotógrafos, y les pedía cotizaciones para ciertos eventos y me daban un precio por decir, no sé, 10 mil pesos. Decía pues, “Ah, te cobró ocho mil pesos”. Entonces fue así como hice que como la comparación y ya después la estandarización de los precios.

César: Oye, y para ese entonces tú tenías entonces ya dos trabajos, tenías tu trabajo de día ibas a la planta hacías lo que tenías que hacer, qué aprendiste a hacer. No sé si necesariamente lo aprendiste en la universidad pero que estaba relacionado con eso, y saliendo pues jugabas y cobrabas por jugar.

Edgar: Sí, realmente, de hecho hasta ya en los últimos meses o el año sí llegaba hasta pedir vacaciones para ir a trabajar en esto de la parte audiovisual. Me tocaba cubrir eventos de 2,3 días, una semana, y ahí me daba cuenta que realmente me gustaba mucho la producción audiovisual. Entonces que te paguen por hacer lo que te gusta y aparte estás jugando, te estás divirtiendo, pues ¿qué mejor que eso?

César: ¿Oye y Platzi como llega a tu vida? Porque tengo entendido que Platzi es también como, este punto de quiebre en el que brincas, el puente donde brincas de profesión a profesión. ¿Cómo llegó Platzi a tu vida? ¿Cómo te encontró Platzi?

Edgar: Fíjate que fue muy chistoso. En julio del año pasado, yo para eso yo estaba en grupos de filmmakers y fotógrafos y así. Entonces una persona publicó se ocupa productor audiovisual para Bogotá. Dije, “Ah, caray, ¿de qué se tratará?” y apliqué y esa persona es Wiliberto, @Wiliberto. Es el líder de producción aquí en Platzi, entonces…

César: Famoso aquí en los podcast también.

Edgar: Sí, si es muy famoso y ya lo escucharon por aquí en varios podcasts. Me preguntó, me entrevistó con Freddy y con Cristian, y creo que no pasé la entrevista porque en ese momento no tenía pasaporte. Entonces pues ahí quedó como en un ya veremos. Y ahora en diciembre del año pasado se volvió a poner en contacto conmigo este Wiliberto me dijo que qué onda que como andaba.

Y le dije no, pues órale. Luego luego. Ya pues te aviso en unos días a ver si hay chance y a ver cómo le hacemos. Le dije, “órale, avísame”. Entonces, pues sí me avisó en enero que tenía que viajar a Bogotá para capacitación, que sí se había armado. Dije, “A su madre, es muy divertido esto,” y pues la verdad estaba muy emocionado.

César: O sea, no hubo como un momento ahí de conflicto en el de hoy tengo que dejar mi trabajo, pero ya me preparé mucho tiempo para esto. Sino fue como perfecto va, y ahí se ven, me voy a Bogotá. ¿O si hubo un conflicto al menos interno como de órale de verdad ya me voy a saltar así abandonar todo lo que había construido, o no?

Edgar: Pues fíjate que sí, porque yo en Zamora pues, ya estaba sindicalizado se puede decir que tenía un trabajo asegurado de por vida, un salario bueno. Entonces decía, “Ay güey, ¿cómo voy a cambiar eso por ir a buscar mi pasión, lo que me gusta?” Y sí, me causó conflicto y también ahí en la empresa porque me dijeron que no me podía ir así tan repentinamente que mínimo necesitaba un mes para arreglar todo mi papeleo, todos los análisis. En ese momento estábamos en auditoria y mucho menos me querían dejar ir. Total, no me dieron liquidación, este presenté mi carta de renuncia, y aquí estoy.

César: O sea, literal dejaste todo porque además no solamente dejaste tu trabajo sino también dejaste tu ciudad. Tú eres de Morelia y te viniste a trabajar al DF, bueno, te fuiste además un mes a Bogotá, entonces fue como el salto al vacío, de verdad así como salto de fe. ¿Tú qué sabías de Platzi? ¿Y qué tal que Platzi era así como un fraude por ahí de una empresa fantasma o si sabías que existía o por qué te decidiste así saltar como si nada?

Edgar: No pues es que en ese momento en julio del año pasado pues este Wiliberto me comentó que era Platzi y qué hacían y todo esto. Pues sí generó mucho conflicto también por parte de mis papás porque mis papás se agüitaron, "Oye y ¿cómo vas a hacer esto? Y sí ya habías estudiado, tardaste cinco años de estudiar esa carrera y ahora de un mes para otro te quieres ir a trabajar a otro lado muy, muy distinto a lo que estás haciendo. Y no te digo que lo pensé, pero si me aventé así con los ojos vendados. Yo dije "No, pues quiero hacer esto y hasta ahora me, fíjate que me ha parecido muy bueno, esto es una pasión muy grande que tengo.

César: Oye, llegas a Platzi y te toca, ahora sí, hacer profesionalmente lo que era tu hobby en todos los sentidos, porque tú no tuviste un tú fuiste muy autodidacta y aprendiste mucho de la práctica probablemente también de la teoría que encontrabas. Pero, ¿qué es lo que más te ha costado aprender ahora que este sí es tu trabajo a nivel de producción, no? A mí, por ejemplo, personalmente me gusta mucho el tema de diseño y yo no estudié diseño, y cuando me gusta me toca ya ahora sí trabajar con un grupo de diseñadores, pues, sí te sientes como pequeña, ¿no? Porque, híjole, son monstruos que sí saben cosas que yo en teoría pues no lo sé. O sea, probablemente soy un fotoshopero y le muevo y tal vez se combina como una cultura visual que te ayuda a hacer cosas bonitas pero técnicamente hay muchas cosas que realmente sí son a partir de la experiencia, de la repetición, de la escuela. ¿Qué ha sido lo que más trabajo te ha costado o lo que más te has enfrentado ahora que ya profesionalmente te dedicas a producir audiovisualmente?

Edgar: Pues fíjate que sí al principio y hasta hace unos meses, sí me sentía demasiado abrumado porque son muchos procesos que hay que seguir y si no lo sigues prácticamente al pie de la letra, se rompe todo. Entonces llegar aquí a Platzi con tantas personas demasiado profesionales, pues yo me sentía dije, “¿Ay, güey, qué puedo hacer aquí?” Entonces era…sí es muy abrumador porque en ciertos procesos, por ejemplo, conectar esta mixer. Yo no sabía que existían esas cosas, entonces saber cómo funcionan las entradas, las salidas, qué botón es regular, sí me ha costado mucho trabajo. También aprender ciertos conceptos dentro de la producción audiovisual que son muy específicos para lo que se necesita hacer aquí.

César: ¿Hay algo de la biotecnología que todavía hoy en día hay extrañas o que o ves con nostalgia hoy que te dedicas a hacer producción?

Edgar: Pues fíjate que ahorita no… No la extraño porque cambié muy drásticamente. Entonces a lo mejor tendría que pasar un buen rato. No creo la verdad porque ahorita también estoy haciendo algo que me gusta. No digo que la biotecnología no me gusta, pero sí me gusta mucho demasiado. Pero ahorita también estoy haciendo algo nuevo que me inspira que me hace hacer cosas diferentes.

César: Qué esa es una concepción dura al momento de elegir tu carrera, porque cuando tú eliges o te toca elegir, si es que tienes además la fortuna de elegir porque hay muchos que no tienen la fortuna de elegir; pues tienes 18 años, 17 años y es como “no tengo ni idea de elegiré lo que parezca más fácil” y históricamente se ha creído que esa decisión es para toda la vida. Ya la tomé y ya voy a meter los siguientes cinco años y los siguientes 70 que viva y voy a trabajar de esto.

Cuando tal vez en algún momento, si lo fue así pero hoy en día pues existe esta posibilidad de recorrer una carrera y luego ir por otra o recorrerlas al mismo tiempo, como fue tal vez un poco tu caso como dices, que me hayas brincado a la producción no significa que ya odie la biotecnología y salí harto y si sino al contrario seguramente te sigue gustando y se vale.

Incluso un día podrías volver a la biotecnología, decir, “Estuvo padre lo de producción, ahora a volver a hacer la biotecnología”. ¿Qué piensas de tener que tomar esa decisión a una edad tan temprana? ¿Por qué tuviste que decidir a los 18 años a qué te tenías…? Es que muchas veces lo concebimos, "¿A qué te tenías que dedicar? y más bien es ¿a qué le quieres dedicar los próximos cinco años nada más?

Edgar: Sí pues sí como yo creo que es la cultura que nos que nos obliga a querer estudiar algo que nos llame la atención y todo eso. Y si estamos arraigados a dedicarle toda esa vida a lo que estudiamos. Pero yo digo que no. Nunca es tarde para, o nunca es temprano para poder cambiar de opinión.

César: Creo que lo importante o una de las lecciones que yo me llevo mucho de tu historia es no porque tengas un trabajo hoy significa que tengas que tener ese trabajo todo el tiempo. No está peleada, además que un día tu hobby se transforme en tu pasión y un día vuelva a ser sólo tu hobby. Hoy tú puedes decidir y esa decisión que antes sólo tenías a los 18 años hoy la tienes cada día. Cada día puedes elegir otra vez y plataformas evidentemente como Platzi te ayudan a poder especializarte y a ir trabajando en las noches y a ir aprendiendo de otras cosas y un día decir, “Bueno ya me voy y ahora voy a hacer otra cosa”. Algo con lo que quisiera ya entrar a esta última parte del podcast es hablar un poco de cómo se fusionan estas dos cosas, porque a veces son también parte poderosa o que te da un plus sobre cualquier otra persona que tal vez solamente se enfocó en esa industria.

Y es, ¿qué habilidades que tú aprendiste en tu carrera de ingeniería en biotecnología hoy en día tú todavía aplicas siendo productor audiovisual? ¿Existen cosas que todavía en tu día a día digas a esto esto me lo enseñó la ingeniería y hoy en día la producción me es muy útil?

Edgar: Sí, fíjate que dentro de la biotecnología está la rama de análisis fisicoquímicos del agua. Entonces hay que seguir ciertos procesos y ciertos procedimientos al pie de la letra. Y si no lo sigues, pues, puede que te salga mal el análisis entonces ese momento de poder seguir los procedimientos al pie de la letra. Yo creo que me ha servido aquí en Platzi porque hay ciertos procedimientos dentro de Platzi que si no los sigues al pie de la letra, pues rompes con el ritmo de con el tuyo, con el de los demás productores, los demás editores, porque hay que saber organizarse y tener ciertos límites de tiempo para dedicarle ciertas cosas. Creo que la disciplina de la biotecnología me ha servido mucho aquí en Platzi.

César: Y eso además también, seguramente esta disciplina también viene mucho ligado de tu época de ciclista profesional, ¿no? Eso es algo que te da mucho el deporte, esa disciplina y ese valor de trabajo en equipo y de esfuerzo y de cómo eventualmente el sacrificio termina en una recompensa. Como tus tres carreras o tus tres profesiones que has practicado hoy en día se fusionan y terminan haciéndote un mejor profesional y que tal vez eventualmente puedas brincar a otra.

Eso no termina de que un día digas ahora voy a ser abogado. No, voy a ser abogado de temas de copyright de producción audiovisual y todo lo que supiste de producción audiovisual tal vez te ayuda. No sé, allí existe como ésta precisa intersección de conocimientos de la cual nos gusta hablar mucho en Platzi. De cómo lo que sabes hoy y lo que aprendiste ayer y lo que vas a aprender mañana se pueden multiplicar para hacerte un set de skills único que sea muy demandado por otras personas.

Pues muchas gracias, Édgar, por estar aquí, por compartir tu historia. La verdad es que desde la primera vez que yo te conocí, me llamó mucho la atención esto que habías hecho. Entonces cuando diseñamos este producto de Humans of Platzi, creía que una de las historias que vale la pena contar era la tuya. No sé si nos quieras compartir como un último pensamiento, el último consejo para la gente que está en el momento de tomar una decisión o que ya la tomó y tal vez cree que no está, que no fue la correcta.

Edgar: Pues sí, yo creo que hacer una invitación aquí a todos los escuchan, todos los que nos escuchan, si ya estudiamos alguna carrera, no tengamos miedo a seguir un sueño, a perseguir una pasión, un hobby y hacer de ese hobby, pues muy bien, un trabajo porque yo creo que es cuestión también como de valor.

Así decir, “Ya tengo esto seguro pero y si hiciera esto, ¿qué podría pasar?” Yo creo que hay mucha gente que no le gusta cambiar su zona de confort, yo creo que es una buena invitación a algunas personas que quieran iniciarse por este lado. Yo creo que no, nada puede salir mal si no lo intentas. No vas a saber qué pasó. Entonces yo creo que con eso los puedo dejar.

César: Perfecto pues muchas gracias, Edgar.

Edgar: No gracias, Cesar.

César: Ojala te volvamos a tener en el podcast. Tal vez para hablar ahora de drones. También es un experto en volar drones y luego los hablaremos de eso.

Edgar: Sí ya luego que practique más mi dicción ante el micrófono.

César: No, estuvo bastante bien. Pues muchas gracias, nos escuchamos en el próximo episodio, historias de la gente que hace realidad Platzi, historias de aprendizajes que tienen que ser compartidos, de personas que tienen que ser admiradas y de historias que merecen ser contadas.

Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital
Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital

Curso de Estrategia y Creación de Contenido Digital

Hacer magia con el contenido es más fácil de lo que imaginas. Crea contenidos digitales llamativos, concretos y vendedores para hacer crecer tu empresa o tu marca personal. Potencia tus habilidades y deja que el mundo conozca tu talento. No dejes que te digan que no puedes hacerlo y da rienda suelta a tus impulsos creativos porque ¡con Platzi lo puedes todo!
César
César
cesarfajardo

8776Puntos

hace 2 años

Todas sus entradas
Escribe tu comentario
+ 2
1
59Puntos

O que você faz no seu tempo livre? Eu, aqui, por exemplo, sempre tentando ganhar um monte de dinheiro, porque eu amo o dinheiro. Se quiser também, tentar, então aconselho você a experimentar esta casa de apostas: bet tilt , tenho certeza que você é tudo acontecer