24

Ética: un asunto de todas y todos (aunque no parezca)

1268Puntos

hace 13 días

Curso de Ética y Dignidad Humana
Curso de Ética y Dignidad Humana

Curso de Ética y Dignidad Humana

Comprende y analiza la importancia de la dignidad humana en nuestra cotidianeidad, reconociendo y respetando la diversidad para incorporar prácticas propias en pro de la construcción de una mejor sociedad.

El amor a la libertad es amor al prójimo;
el amor al poder es amor a sí mismo

William Hazlitt

“¿Ética? Yo, ¿ para qué quiero estudiar ética? Eso lo enseñan en casa, en la iglesia, ¡yo no necesito saber cómo comportarme!”

Al preguntar en cursos regulares la razón por la que alguien se inscribe en un curso de ética, la respuesta suele ser que es porque así aparece en la inscripción o porque es parte del plan de estudios en la universidad.

Uno que otro, otra estudiante dirá que está inscrito en ética porque quiere aprender y entender cómo ser mejor persona.

Involucrarse en un curso de ética puede significar un parteaguas en la vida de una persona, especialmente si se va más allá de la ética filosófica y se llega a la ética aplicada.

sean-stratton-ObpCE_X3j6U-unsplash.png

Ambas son necesarias, sin embargo, para muchas personas entrar al mundo filosófico no les resulta sencillo, así que, en las posibilidades que brinda la cotidianeidad, es posible desarrollar un pensamiento ético que ayude a ser mejores personas, mejor comunidad, mejor país, mejor mundo.

Entonces, hallamos que debemos desplegar una serie de estrategias y recursos que nos lleven de la mano por los caminos de la ética, mirando con una mirada diferente, escuchando con una escucha distinta.

Para ello, hay un proceso que nos dirige a observar, a escuchar de una manera que permita comenzar a mirarnos en la otra persona, con menos egoísmo, con más compasión, con más sentido de comunidad.

Parte del ejercicio de la ética consiste en ser capaces de reconocer en su dignidad a todas las personas independientemente de su sexo, su orientación sexual, su formación, sus credos religiosos y/o políticos por el solo hecho de ser personas.

Ahora bien, ¿cómo podemos desarrollar nuestro pensamiento ético?, es sencillo aunque no fácil. Primero que nada, debemos estar en la mejor disposición para aprender a pensar, decir y hacer con congruencia y claridad.

Después debes comenzar a observar y escuchar desde la mayor cantidad posible de perspectivas en pro de entender lo mejor posible una situación. Hasta aquí todo pudiera marchar bien, sin embargo debemos construir un andamiaje que nos permita andar el camino de la ética.

En el aprender y desaprender para reaprender debemos considerar una serie de aspectos que nos ayuden a mejorar de manera consistente nuestra forma de ver el mundo e interpretarlo.

Por ejemplo, ¿qué tal nos va con las creencias, con los imaginarios alimentados por infinidad de mitos antiguos y actuales, con los prejuicios, con los estereotipos y los tabúes que nos habitan?

Me atrevo a decir que no del todo bien y no, porque interpretar la realidad desde esta serie de conceptos e ideas puede ser un lastre muy pesado y difícil de mover.

Reflexiones acerca de la ética

¿Crees en ciertos paradigmas porque has investigado y te has enterado de qué va eso en lo que crees o sólo te dejas llevar por lo que las demás personas te dicen? ¿Son sustentadas tus creencias?

En nuestra imaginación inventamos el mundo que, la mayoría de las veces se nutre de creencias, cosas que quisiéramos, de idealizaciones compartidas por un determinado grupo de personas, ¿de dónde vienen estos imaginarios, cómo se transmiten generación tras generación? ¿Qué mitos nos habitan?

Todas y todos tenemos prejuicios, vemos a una persona y comenzamos a etiquetarla, a prejuzgar sin tener ningún elemento para hacerlo más que nuestra apreciación. ¿Cuánto perdemos a través de nuestros prejuicios en relaciones, en posibilidades de socialización, en intercambios que nos construyen, en respeto y responsabilidad, en compromiso por mejorar?

Hoy más que nunca el mundo no se define por el rosa y el azul o el blanco y el negro, a pesar de ello, siguen existiendo estereotipos definidos sobre ciertos modos de ser y actuar que parecieran incuestionables.

El maniqueísmo, ese establecer extremos que polarizan es combatido y para poder hacerlo es necesario ampliar nuestros horizontes y huir de la ignorancia. Dividir, crear conflictos, destruye, debemos construir estructuras sólidas de relaciones, de interacciones, de entendimiento para poder cruzar los puentes que nos separan.

Los tabúes alimentan nuestro imaginario hasta extremos imposibles de medir, se basan en creencias, mitos, estereotipos que nada tienen que ver con la realidad. El sexo, la comida, ciertas creencias religiosas, son algunos ejemplos de dónde se asientan profundamente ideas erróneas en relación con usos y costumbres, por tanto, en relación con las personas.

Pensar con más claridad

“Una sola vez pasaré por este mundo. El bien que pueda hacer y las gentilezas que pueda mostrar a mi prójimo debo hacerlos ahora; no hay que demorarlos ni descuidarlos.” (Sthepen Grillet)

Esta cita se refiere a la importancia de tratarnos bien, de cuidarnos, de saber estar y saber ser y el camino para lograrlo es trabajar un día y otro en desarrollar nuestro pensamiento ético, ¿por qué y para qué hago una determinada acción? ¿A quién beneficia? ¿A quién perjudica?

La vida es una toma de decisiones constante, desde muy pequeñitas hasta enormes y definitivas, para bien o para mal. ¿Cómo tomar las mejores decisiones que nos beneficien a todos y todas dentro de la sociedad a la que pertenecemos, a favor de la humanidad?

Podemos comenzar, definitivamente pensando antes de decir y hacer. Haciendo preguntas cuyas respuestas lleven a descubrir si es bueno o malo, si lastimamos o no, si la decisión tomada nos hace mejores personas.

Pensar con conciencia es una práctica continua que debemos realizar, una y otra vez; podremos equivocarnos pero si nos detenemos y pensamos, podemos corregir el camino, si nos disculpamos cuando es necesario y buscamos resarcir el daño, si perdonamos y al hacerlo reconocemos que es posible que otras y otros se equivoquen y ¡muy importante!

shane-rounce-DNkoNXQti3c-unsplash-9857baab-638e-4a69-ba06-ebd70902982a (1).png

Perdonarnos a nosotras y nosotros mismos. Estaremos tendiendo puentes hacia la empatía, hacia la resiliencia y, desde luego, estaremos siendo una y otra vez una mejor versión de nosotras y nosotros mismos.

Curso de Ética y Dignidad Humana
Curso de Ética y Dignidad Humana

Curso de Ética y Dignidad Humana

Comprende y analiza la importancia de la dignidad humana en nuestra cotidianeidad, reconociendo y respetando la diversidad para incorporar prácticas propias en pro de la construcción de una mejor sociedad.
Lucero
Lucero
girasolitolmb

1268Puntos

hace 13 días

Todas sus entradas
Escribe tu comentario
+ 2
Ordenar por:
5
6766Puntos

Opinión: todas las escuelas de Platzi deberían tener al final de la ruta, un curso de ética enfocado al campo de conocimiento de la escuela.
Se imaginan convertir a Latinoamérica en la potencia tecnológica que sueñan Cvander y Freddier y que una de nuestras ventajas competitivas con respecto a otros países o regiones, sea la ética profunda en los individuos y Startup que resolverán los problemas de la humanidad con tecnología.

2
18042Puntos
12 días

Me parece una excelente idea.

1
9124Puntos
10 días

Más que al final diría que al principio o tal vez en medio de cada ruta

1
9124Puntos

La frase al principio de esta publicación me recuerda una frase de mi profesor de ética en la universidad que la máxima expresión de la ética es el amor. Siendo que leyendo los textos de Octavio Paz vimos que el amor se debe basar en respetar la integridad y autonomía de la otra persona

1

La ética no tiene reglas escritas y por lo tanto cada quien lo interpreta y lo lleva acabo como le parece, tampoco puedes medir su aplicación, es decir que tanto afecta a los demás tus acciones.

1
11445Puntos
11 días

La verdad, creo que sí las tiene. Y si bien uno no puede medir precisamente su efecto, sí podemos tener una pequeña idea. Creo también que el principal paso es ser conscientes y estar presente.