4

Razonamiento Inductivasta/Cisnes Negros.

Razonamiento Inductivo
Un razonamiento inductivo es una forma de razonamiento en que la verdad de las premisas apoyan la conclusión, pero no la garantizan. La inducción permite pasar de lo particular, que son los hechos observados, a lo general o universal, una conclusión en base a las regularidades encontradas y se supone valida para los hechos similares. Cuando en este método se parte de algunos casos, la inducción se denomina «incompleta»; por el contrario, cuando se enumeran todas las cosas para llegar a una conclusión general, esta inducción se conoce como «completa».

La lógica inductiva estudia las maneras de medir la probabilidad de que una conclusión sea verdadera, así como las reglas para construir argumentos inductivos fuertes. Conocemos como fuerza inductiva al grado de probabilidad de que una conclusión sea verdadera cuando sus premisas son verdaderas. Un argumento inductivo es fuerte cuando es altamente improbable que su conclusión sea falsa teniendo premisas verdaderas.

El **problema **con la inducción es que no puede ser sustentada por un argumento lógico válido. Aunque el enunciado “algunos hechos del tipo A cumplen la relación B” sea verdadero en base a nuestras premisas, no existe ninguna froma de asegurar que “todos los hechos del tipo A cumplen la relación B” también sea verdadero.

Aunque la inducción no se pueda validar, es parte indispensable del método científico:​ La gran ventaja de la inducción no es que se puede justificar o validar, como puede la deducción, pero que, con cuidado y un poco de suerte, puede corregirse, como otros métodos no lo hacen.

El Cisne Negro
Captura-de-pantalla-2020-02-25-a-las-8.47.00.png

Un ejemplo clásico de fallo del procedimiento inductivo es en el color de los cisnes. Históricamente, en Europa, cada cisne que se veía era invariablemente blanco por lo que se establecio por razonamiento inductivo que todos los cisnes son blancos. La ley era al parecer válida; famosa era la expresión latina, “rara avis in terris nigroque simillima cygno”: “un ave rara en la tierra, como un cisne negro” cuyo origen es un verso del autor romano Juvenal.

Una expedición holandesa, dirigida por el explorador Willem de Vlamingh , en 1697, descubrió cisnes negros (Cygnus atratus) en el río Swan en Australia Occidental, el término se transformó para denotar que una imposibilidad percibida podría ser refutada más tarde.

El filósofo británico Bertrand Russell (1872-1970) aportó este otro ejemplo de aplicación fallida de la inducción en popularizado como la historia del pavo inductivista: un pavo, al ver que le daban comida un día tras otro a las nueve de la mañana, extrajo la regla general de que recibiría su alimento en el futuro todos los días a esa misma hora, hasta que llegó el día de Acción de Gracias y, esperando su alimento, lo que recibió fue un corte en el cuello.

Actualmente teoría del cisne negro o teoría de los sucesos del cisne negro es una metáfora que describe un suceso sorpresivo (para el observador), de gran impacto socioeconómico y que, una vez pasado el hecho, se racionaliza por retrospección (haciendo que parezca predecible o explicable, y dando impresión de que se esperaba que ocurriera). Fue desarrollada por el filósofo e investigador libanés Nassim Taleben su libro “El cisne negro”.

Escribe tu comentario
+ 2
1
11987Puntos

Que cool está tu lectura. Entonces, cuando hablamos de inductivismo, estamos hablando en términos probabilistas puros y duros?

PD: Esta lectura la dejaste en la pestaña de aportes de una clase común y corriente? O es otro tipo aporte con un apartado especial?

1
27287Puntos

Sí, mientras más datos tengamos más probable es que nuestro razonamiento inductivo sea verdad, lo genial de este razonamiento es la perfectibilidad, pero hay que tener en cuenta sus puntos débiles.

La lectura está en los aportes del cursoSin título.png
…lástima que ahora haya mucho spam para el PlatziRank

1
11987Puntos
2 años

Claro, ya entiendo. No me había percatado de que había ese apartado. Genial. Gracias.