2

Claves para una buena producción audiovisual cinematográfica

https://yumagic.com/claves-produccion-audiovisual-cinematografica/

Crea un guión
¿Ya tienes la idea que quieres plasmar en la pantalla? Ahora tendrás que pasar al papel no solo la historia que tengas en mente, sino también con qué material vas a grabar, cómo lo vas a grabar y dónde lo vas a grabar. Un buen guión debe recoger los aspectos narrativos, visuales y técnicos de tu producción cinematográfica.

Un guión gráfico, también llamado historyboard, ayudará, tanto al director como al resto del equipo, a comprender la película. El historyboard debe estar formado por viñetas o cuadros visuales que planifiquen, de alguna manera, la historia que se va a contar.

La figura del productor, tan importante como la del director
Ya tenemos el guion, pues ahora, hay que conseguir que todo lo que recoge este documento pueda hacerse posible. ¿Y quién realizará esta tarea? El equipo de producción. Trabajando mano a mano con el director de la película, el citado equipo busca la financiación del proyecto, se encarga de encontrar las localizaciones, organiza casting de actores, planifica el día a día del rodaje. El verdadero motor de una producción audiovisual cinematográfica es este equipo.

Encuentra tu escenario preferido
La localización es un trabajo que se realiza antes del rodaje cinematográfico, y pertenece a la fase de preproducción. Es, para algunos, la parte más interesante del proyecto, porque permite encontrar aquellos lugares donde, en un futuro, se grabarán las escenas de la película.

Tendrás que tener en cuenta con qué presupuesto cuentas y cuantos días podrás estar en cualquier escenario para saber si es la localización idónea para tu proyecto.

Elige actores que se comprometan con tu proyecto
Hay mucho buen actor ahí fuera, y ni siquiera ellos lo saben. Intenta organizar un buen casting para la elección de los actores de tu película, pero no te quedes solo con el físico del aspirante, te aconsejamos que también observes sus dotes interpretativas, así como su disponibilidad y futuro compromiso con tu proyecto. El director es siempre el que tiene la última palabra.

Escribe tu comentario
+ 2