2

Pensemos en el futuro, disfrutemos el presente, aprendamos del pasado

En ocasiones, pienso tanto en el futuro que se me pasa por alto disfrutar las pequeñas cosas de la vida. De hecho, no me doy el tiempo de reflexionar en quien me estoy convirtiendo, ni todo el crecimiento que he tenido hasta ahora.
Si, al igual que a mí, te pasa esto. Este artículo es para ti.
**Evita el frustrarte **
Cuando nos ahogamos pensando en el futuro, olvidamos lo más importante. La felicidad
Personalmente, es algo que me pasó durante mucho tiempo. Haciéndome sentir en ocasiones desmotivados y estancado.
Para evitarlo, decidí tomar acción y llegué al mejor ejercicio que he podido hacer en cuanto crecimiento personal se refiere.
Brecha Inversa
Por supuesto que es importante tener metas a largo plazo. Soñar en grande nos motiva a seguir creciendo.
Pero cada cierto tiempo hay que tomar un respiro (en mi caso, tengo que hacerlo una vez al mes) para ver mi crecimiento y evitar lo más posible esos sentimientos negativos, que muchas veces logran detenernos.
La brecha inversa es un ejercicio que aprendí de Vishen Lakhiani. No pude encontrar mejores palabras para explicarlo, así que he decido citarlo textualmente:
“Es una técnica de Dan Sullivan en la que cambiamos el sentido de nuestra felicidad. En vez de vincular la felicidad a algún objetivo futuro o algún ideal, lo enlazamos con el pasado, con el punto de partida. La idea es percatarnos de cómo hemos progresado y hasta dónde hemos llegado hoy.”
Y Continua…
“De esta manera agradecemos el recorrido y el resultado que estamos viviendo en el momento presente.”

Hay que encontrar un equilibrio en la vida y evitar los excesos.
Recuerden:
Pensar en el futuro. Disfrutar el presente. Aprender del pasado.
Saludos y éxitos.

Escribe tu comentario
+ 2
0

No nos damos cuenta que el hecho de llegar al presente es uno de los grandes logros de la vida