1

Manejo de conflictos de los equipos de trabajo

Luis
lui83
10372

Mi interés en el liderazgo surge debido a que un día caí en cuenta que el equipo con el que trabajo me estaba dando un espacio como líder dentro de nuestra organización. No soy el jefe, soy una especie de “mando medio” dentro de la estructura del equipo, sin embargo mis compañeros habían encontrado en mí una persona que les apoyaba y les compartía de su experiencia para poder mejorar su labor día con día.

Aunque al inicio lo hacía por compañerismo o por simple amabilidad poco a poco fui comprendiendo que mi trabajo además de la labor propia de la operación también incluía la parte de guiar al equipo para mejorar no solo los aspectos técnicos sino para crear un mejor ambiente de trabajo.

Teniendo claro que el grupo encontraba en mí una persona en la cual apoyarse, tomé la decisión de aprender sobre liderazgo y otros temas con el fin de ayudarlos a crecer y a través de ellos crecer yo también.

Somos un equipo de ventas para una empresa de servicios de televisión e Internet en mi país; como pueden saber, el mundo de las ventas es sumamente competitivo y hay muchos egos en constante pugna, ya que no se trata solamente de quién tiene las mayores ventas y gana las mejores comisiones, sino que destacar como el mejor vendedor se vuelve una adicción.

De lo último mencionado quiero compartir uno de los mayores retos que he encontrado como líder: saber cómo manejar los conflictos dentro de un grupo de personas que siempre quieren ganar en el plano individual.

En el curso de Liderazgo para equipos de trabajo me enseñó que los principales motivos de los problemas a lo interno de un grupo son: las diferencias de criterios en cómo realizar ciertas tareas, los malos entendidos y los choques entre rasgos diferentes en las personalidades.
Los primeros dos pueden solucionarse con mayor facilidad recurriendo a los procesos técnicos que la empresa pueda tener, pero para los choques por diferentes personalidades no hay manual de procesos que valga; estos requieren trabajo y dedicación para poder abordarlos.

Para poder afrontar este tipo de conflicto quisiera aportar tres ideas que son el resultado de mi experiencia como vendedor y líder, así como de los conocimientos que me ha brindado el curso de Liderazgo para equipos de trabajo de Platzi. Vale mencionar que estas ideas son sencillas de decir pero no de poner en práctica a no ser que de verdad tengas ese compromiso con tu equipo de trabajo:

1. Date tiempo cada día para conocer a los miembros de tu equipo

Comprende quiénes son, cuáles son sus fortalezas y sus debilidades, cuál es la posición que juegan dentro de tu equipo; no me refiero su posición en la operación sino a ese papel adicional que todos desempeñamos. Vas a encontrar todo tipo de individuos con todo tipo de rasgos de personalidad, como los bromistas, los motivadores, los otros líderes, aquellas personas reservadas, otras que son más agresivas, los que son muy extrovertidos y muchos otros. Conocer bien a tu equipo es una labor de tipo preventivo en lo que se refiere al manejo de conflictos y puede ayudarte a “evitar incendios”.

2. Antes de involucrarte en una conciliación guarda silencio, practica la escucha activa.

Tienes que comprender quiénes son los protagonistas del conflicto, cuál es el motivo de dicho problema y cómo este afecta a los protagonistas del mismo y al resto del equipo.
Evita los chismes de oficina para que no te distorsionen la imagen de lo que en realidad está pasando.
Conversa de forma individual con las personas que están involucradas en el conflicto y comprende cómo consideran ellos que puede resolverse el problema, qué requieren y qué están dispuestos a aportar para la solución del mismo.
Intenta tener un panorama lo más amplio posible antes de intervenir.

3. No permitas que queden ciclos abiertos, el acuerdo siempre es necesario

Si ya tienes un panorama claro de lo que está ocurriendo tienes que actuar en pro de la resolución del problema, si tu evaluación de la situación es que puedes resolverlo sin escalarlo a instancias mayores entonces hazlo o pide ayuda a otros líderes del grupo si lo crees necesario.
Invita a las partes a conciliar y para eso debes exponer la idea que tienes sobre lo ocurrido y la manera en que esto afecta al equipo para así dimensionar el impacto que su desavenencia tiene en las demás personas.
Dales espacio para expresarse y pregúntales cómo vamos a resolver la situación, llega a un acuerdo si es posible y si no entonces pídeles volver a reunirse unos días después y pídeles el compromiso de tratarse con respeto hasta esa próxima reunión.
Vuelve a reunirlos en el momento acordado y no permitas que los conflictos queden sin resolución, tienes que lograr el cierre aunque consideres que la situación ya está en frío.

Espero que las ideas que les he compartido puedan aportar a nuestro crecimiento en este interesante tema del liderazgo y agradezco todos los aportes que puedan brindarme para mejorar cada día.

Escribe tu comentario
+ 2
1

Felicitaciones! Ya puedes descargar el certificado del curso.