2

Ser lider y/o ser parte de un equipo

Hace tiempo que busco en convertirme en líder de un equipo por creer que tengo las capacidades de hacerlo. Sin embargo, no todo es tan fácil como parece, además, no es lo mismo ser “jefe” a ser “líder”.

En las siguientes líneas veremos algunos de los puntos y consejos que te pueden ayudar para mejorar tus habilidades de liderazgo, pero, que esto no te limite, ya que te hablaré desde mi perspectiva como parte de un equipo queriendo, analizando las situaciones y conductos de los diferentes tipos de lideres con los que he tenido la oportunidad de trabajar.

Algunos de los puntos que me parecen interesantes de resaltar son:

Saber escuchar

Es algo que puede sonar o parecer muy sencillo, pero a muchas personas nos cuesta mucho trabajo aplicar. Es muy importante tomarte un tiempo, tú eliges cuando y cuánto, para poder escuchar a los miembros de tu equipo y dejar que expresen cualquiera de sus inquietudes y necesidades. Dedícate sólo a escucharlos y, a menos de que se requiera, habla tú. Este tiempo será sólo enfocado a la situación que estén tratando, así que evita estar haciendo cualquier otra cosa mientras tu(s) compañeros de equipo están hablándote. Así podrán llegar más rápido a la resolución del problema y evitarás perder el tiempo del equipo y el tuyo.

Como miembro de equipo, cuando se te de la oportunidad de hablar para expresar tus necesidades dentro del equipo, trata de ser objetivo, conciso y tener lo más organizado posible tus ideas. Esto te servirá a ti para que de manera más fácil tu lider te brinde apoyo. Es válido que algunos de tus request sean tal vez, una nueva o diferente silla para estar más cómodo, una salida para desestresarse o yo qué sé, algo fuera del proyecto. Conoce tus límites y no abuses de la confianza en estos casos. Esto ayudará a que tú y tu lider se encuentren en una situación más cómoda y abierta para trabajar.

Delegar

En muchas ocasiones este punto se puede llegar a malinterpretar, pues algunos creen que delegar es dejar que todos hagan las cosas por mi y deslindarte de todas las responsabilidades. Esto no es así, siempre se tiene que saber a quién y el porqué, basado en sus aptitudes y capacidades, se le va a delegar cierta tarea. Lo difícil, comienza cuando entra el miedo como lider, de saber si esa persona será capaz de realizar las tareas de manera adecuada y que el cliente siempre esté contento con la calidad y tiempos de entrega. Analiza, relájate, toma un respiro y, ¡delega! Pero no te olvides de tus responsabilidades, cuida a tu equipo.

Como miembro del equipo, en muchas ocasiones no tienes que delegar como tal, pero muchas veces sí tienes que trabajar en una misma tarea con una o más personas. Es cuando nuestro ego o pereza entra en conflicto, de creer que la otra persona no será ni por poco capaz de realizar la tarea y sólo nos entorpecerá. O por el otro lado, dejar que la otra persona haga todo por ti, mientras tu disfrutas de ver videos de gatitos en Youtube. Es difícil aprender a confiar, pero al hacerlo, la sinergia en el equipo es mucho mejor. ¡Inténtalo!

Comunicación

Es de vital importancia este punto en ambos lados, tanto como miembro como líder. De ser posible, establezcan una hora específica cada día para poder analizar y ver qué está realizando la otra persona, para poder ofrecer ayuda, ver si algo nos bloquea, o poder resolver conflictos. No necesariamente tiene que ser algo demasiado formal, pero sí, tomarle la atención adecuada que se necesita. La comunicación, la buena comunicación, es de las bases más fuertes e importantes que hacen un buen equipo, sin importar que tan buenos o malos sean técnicamente.

Y por último,

Feedback y resolver conflictos

Ábrete a las criticas, todo sirve para mejorar, no importa si vienen de alguien que consideres con un nivel técnico menor al tuyo. Si, llega a pasar “Cómo un Junior quiere decirme cómo hacer código a mí, que soy Senior con 2,000 años de experiencia”. Take a breath. Llévatela leve y aprende de todo.

Ofrece feedback siempre constructivo, hazlo con tacto, piensa 3 segundos lo que vas a decir antes de decirlo, todas las personas tienen personalidades diferentes, tú más que nadie conoce a tu equipo y sabes cómo hacerlo, ¡no tengas miedo, no pasa nada!

Y, si existe un conflicto, escúchense y háblense con respeto, como en los puntos anteriores, verán que después de hacer esto, el problema que creían era enorme e “imposible” de resolver, no era mas que un mal entendido simple. Propongan una solución que pueda llegar a beneficiar a las partes involucradas.

Ser líder es como tener una pequeña familia, cuídala y trátala bien, sin ellos no eres lo mismo.
Ser parte de un equipo y tener un líder es pertenecer a una comunidad, ve por ella y ellos verán por ti.

Si te ha interesado, te invito a que aprendas más sobre el tema tomando los cursos de liderazgos que Platzi tiene para ti.

También te puede interesar y ayudar, los cursos sobre las metodologías de trabajo que existen.

¿Qué esperas?

Escribe tu comentario
+ 2
2

Felicitaciones, has aprobado el curso. Ya puedes descargar tu certificado.

1
4099Puntos
3 años

¿Desde dónde puedo descargarlo?