14

Qué es y cómo hacer el prototipado UX

3619Puntos

hace 2 meses

Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital
Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital

Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital

Harás un recorrido por todas las etapas del proceso de diseño de producto, desde las fases iniciales de investigación y conceptualización, hasta la puesta a punto y la mejora continua del producto.

Una de las herramientas UX que se usa en todos los proyectos es el prototipado. A lo largo de este artículo te voy a mostrar qué es y las fases para que puedas validar tus ideas de manera rápida y sencilla.

Qué es el prototipado UX

El prototipado UX es una versión inicial de un producto o servicio. Esta primera versión suele ser física y su objetivo final es validar si la idea tiene sentido.

Su mejor uso (que no el único) viene al inicio del proceso de diseño, ya que permite validar la idea a través de pruebas iniciales con usuarios. Pero no es su única función:

  1. Ayuda a validar costes y tiempos de proyecto, ya que permite estudiar la funcionalidad a los equipos de desarrollo.
  2. Minimiza riesgos, ya que si la idea no es válida, permite desecharla sin mayores problemas.
  3. Ayuda a mejorar la comprensión del producto por parte de todos los equipos involucrados, ya que se trabaja en equipo.
  4. Permite descubrir posibles problemas de diseño.

De hecho, los prototipos en metodologías de diseño centrado en el usuario, como las que puedes aprender en el Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital,  son una herramienta fundamental para la alineación de necesidades.

Y además sirven como documentación de los procesos, facilitando así la toma posterior de decisiones.

Cómo hacer prototipos: fases

Normalmente el proceso de prototipado suele iniciarse en papel. En los Design Sprints es, de hecho, el punto de partida, ya que permite enfocarnos en la funcionalidad principal. Esta primera fase suele ser la de sketching o boceto.

Esto permite que puedan colaborar equipos de diferentes áreas, ya que no es necesario trabajar el aspecto visual, permitiendo agilizar la aplicación de esas ideas y que cualquier persona lidere las sesiones, incluso sin esas habilidades visuales, como ya hemos comentado a la hora de ver los roles UX más habituales.

ux-sketch-prototipo.png

Una vez tenemos la funcionalidad avanzada, deberíamos pasar a un wireframe, donde ya incluiremos algunos elementos visuales que permitirán probar la lógica de uso de la funcionalidad concreta.

Aquí podremos pulir cuestiones como las interacciones que se producen y comprobar si las historias de usuario que hemos plantado son las correctas, ya que ayudará posteriormente al equipo de diseño para conocer y aplicar los elementos del sistema de diseño con el que trabajan, pero también al de desarrollo, porque podrá comprobar si la estimación de la fase de boceto era la correcta o ajustar.

Piensa que estas fases te ayudarán a ajustar todos los recursos técnicos, humanos y monetarios, para que el lanzamiento sea un éxito.

La tercera y última fase habitual es el prototipo real. Aunque hasta hace no mucho hablábamos del prototipo no funcional en esta fase, la capacidad de las herramientas de prototipado de añadir interactividad hace que podamos hablar de prototipos que casi son verdaderos productos per se.

En esta fase tenemos ya todos los elementos visuales, se definen las interacciones entre elementos y pantallas y podríamos usarlo incluso para hacer tests con usuarios, sin que los mismos sean capaces de identificar si están ante un diseño o un producto real.

Con estos prototipos podemos hacer validaciones del diseño junto con la funcionalidad y, una vez finalizado el proceso con una solución satisfactoria, iniciar el proceso de desarrollo definitivo.

Cómo puedes ver, los prototipos pueden parecer inicialmente una fórmula que ralentice los procesos cuando en realidad es algo que los agiliza: permite validar la idea, la lógica de la misma y pulir los aspectos visuales (diseño visual, textos, elementos gráficos) sin haber gastado ni una hora de desarrollo.

Esto los convierte en fundamentales para el proceso de desarrollo de tu próxima idea.

Y, por supuesto, no te preocupes en utilizar plantillas de dispositivos o reutilizar recursos con los que trabajaste anteriormente. Muchas veces, una funcionalidad que no pasó la validación inicial, puede adquirir sentido según avanzas e iteras tu idea.

Sea en papel o usando alguna herramienta, empieza siempre por aquí para que esa idea obtenga el éxito que merece.

Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital
Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital

Curso de Metodologías para Diseñar un Producto Digital

Harás un recorrido por todas las etapas del proceso de diseño de producto, desde las fases iniciales de investigación y conceptualización, hasta la puesta a punto y la mejora continua del producto.
Daniel
Daniel
torresburriel

3619Puntos

hace 2 meses

Todas sus entradas
Escribe tu comentario
+ 2
2
17791Puntos

Que buen post!! Informacion como esta puede hacer la diferencia entre tener exito o fracasar al desarrollar una nueva idea! Gracias!