40

Conoce las consecuencias de no dormir bien y cómo evitarlas

35162Puntos

hace un año

Teniendo en cuenta que pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, es evidente que la calidad del sueño afectará la calidad de vida. Por otro lado, el hecho de dormir mal siendo adolescentes y adultos jóvenes puede acarrear problemas de sueño a largo plazo, teniendo un impacto negativo en la salud del adulto.

¿Cuáles son las consecuencias de no dormir lo suficiente?

Son muchos los problemas que pueden asociarse a no dormir bien, principalmente la salud. Estos son ejemplos que te mencionamos a continuación.

Afecta el aprendizaje

El sueño es necesario para el aprendizaje, la memoria y todas las funciones cognitivas. Si duermes menos:

  • Disminuirá tu capacidad de atención
  • Te sentirás fatigado
  • Perderás capacidad de memoria
  • Tendrás menos capacidad creativa

También se reducirá tu capacidad de coordinación y es probable que sientas desgano, apatía y cambios de humor que afectarán tus relaciones con otras personas.

Aumenta el riesgo de padecer enfermedades

Además, tendrás un riesgo mayor de enfermedades asociadas como:

  • Cardiovasculares
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Síndrome metabólico

No dormir lo suficiente también acarrea consecuencias en la salud a mediano y largo plazo:

  • Se puede generar una alteración del sistema de insulina/glucosa en sangre, lo que promueve la resistencia a la insulina, generando diabetes tipo 2.
  • Habrá aumento del apetito, lo que resulta en comer en exceso y aumento de peso.
  • Se debilita el sistema inmunológico.
  • Se reduce la producción de anticuerpos, lo que aumenta el riesgo de infección.

Afecta la salud mental

Tu salud mental también se verá afectada, siendo más propenso a desarrollar:

¿Cuáles son los efectos de no dormir bien en estudiantes?

Hace unos meses hicimos una encuesta con estudiantes de Platzi y encontramos que:

  • El 73% tiene dificultades para lograr un sueño y descanso de calidad.
  • El 72% se siente con gran estrés y sin ganas de realizar actividades.
  • El 71% al levantarse siente que no descansó lo suficiente.
  • El 56% siente decaimiento, sensación de apatía o falta de esperanzas.

Al hecho de tener buenos hábitos para dormir se le llama higiene del sueño. Hoy se conoce que estos hábitos tienen un impacto directo en la calidad de vida relacionada con la salud.

Tal es su importancia, que la Asociación Americana del Corazón incluyó la higiene del sueño como uno de los 8 factores esenciales para una salud cardiovascular óptima. Aun así, la falta de sueño es un problema creciente en todo el mundo.

kate-stone-matheson-uy5t-CJuIK4-unsplash.png

¿Cuántas horas hay que dormir por día?

La cantidad de horas varía según la edad:

  • En adultos, la Asociación Americana del Corazón sugiere dormir entre 7 y 9 horas por día.
  • La OMS no menos de 6 horas al día.
  • El Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) de Argentina sugiere entre 7 y 8 horas para tener un sueño de calidad.

👉 El 73% de los estudiantes encuestados duermen menos de 7 horas al día.

Cuando no duermes lo suficiente, esa deuda de sueño se acumula y no se puede recuperar en su totalidad. Es decir, pasar varias noches sin dormir, fisiológicamente no se compensa con descansar más unos días después.

Si esta falta de descanso se repite por más de 3 meses, habrás desarrollado un trastorno del sueño. Al día de hoy se han identificado más de 100. Los más frecuentes son: insomnio, somnolencia, apnea del sueño y trastornos del sueño de movimiento.

¿Qué puedes hacer para dormir mejor?

Hay hábitos y rutinas que facilitan los ciclos naturales de sueño y vigilia, ayudándote a descansar mejor por la noche. Algunos de estos son:

Cenar ligero

Para no obligar a tu cuerpo a gastar energía en la digestión mientras duermes.

Evitar las pantallas una hora antes de dormir

De modo que tus ojos descansen de la luz azul que los mantiene activos.

Poner música

Escuchar música relajante para ponerte en el estado mental ideal para el descanso.

Buscar la luz del sol

Exponerte unos minutos a la luz solar durante el día, para que tu cuerpo se acostumbre a distinguir los ciclos de día y noche.

Por otro lado, el ambiente del dormitorio tiene una influencia significativa en la calidad y cantidad de sueño. La luz, la temperatura, el estado del colchón, la textura de las sábanas, la cancelación de ruido y la almohada resultan decisivos a la hora de determinar cómo descansaremos esa noche.

Aprende hábitos saludables con Platzi

Así como revisas las baterías del control remoto del televisor cuando empieza a fallar, cuando sientas que tu rendimiento o productividad no son adecuados, es hora de revisar tus baterías internas. Al igual que la mayoría de los controles, tenemos dos: la alimentación y el sueño de calidad. Cuidar cómo estás comiendo y cómo estás durmiendo pueden ser el pasaje directo a un boost en tu calidad de vida.

Te invito a aprender cómo puedes mejorar tus hábitos de sueño con el nuevo Audiocurso de Higiene del Sueño para Dormir Mejor. Al ser un formato en audio, te ayudará a alejarte de las pantallas para enfocarte en lo que más importa: cuidar tu calidad del sueño para vivir mejor.

Andrea
Andrea
Escribe tu comentario
+ 2
1

Súper interesante el post, me sentí un poco autoevaluado mientras lo leía y me di cuenta que tengo que corregir ciertas cosas e implementar unas nuevas. Muchas gracias por compartir esta información

1
15970Puntos

Leí el articulo, la verdad me sirvió mucho ya que pude detectar muchos factores que se aplican en mi, no tengo problema cuando duermo, pero evidentemente la calidad del sueño es mala, mi cuerpo se levanta entumecido, para tener un casi equilibrio en lo laboral, educacional y vida personal solo duermo 6 horas diarias, a veces menos… eso me genera que sienta que cuerpo no me rinda lo suficiente, voy a escuchar este curso para ver si puedo encontrar alguna forma de mejorar la calidad del sueño.